OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: “No corten el internet”

"Una medida contraproducente que se aplica en medio de la severa crisis que afecta a todo el país por la pandemia del coronavirus".
3 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/crisis-en-Nueva-York.png

Desde hoy, las empresas operadoras de telecomunicaciones, gracias a una disposición emitida por Osiptel, están autorizadas a suspender el servicio telefonía, cable e internet a los usuarios que mantengan tres recibos o más pendientes de pago.

Una medida contraproducente que se aplica en medio de la severa crisis que afecta a todo el país por la pandemia del coronavirus. La medida dispuesta el pasado 28 de mayo por el Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) ha merecido reacciones de diversas entidades, como la Defensoría del Pueblo y parlamentarios, que han exhortado a las empresas a suspenderla a fin de buscar salida para que la población no se vea afectada por el corte de este servicio convertido en una valiosa herramienta en estos tiempos de pandemia.

Y es que debido al confinamiento obligatorio en que se encuentra la mayoría de peruanos, el uso de las telecomunicaciones resulta vital para las actividades diarias, como por ejemplo las clases virtuales que reciben los escolares desde sus casas por disposición del gobierno o quienes realizan el teletrabajo.

Cortarles este servicio sería terrible para estas personas en este momento difícil, que no tienen dinero para pagar por efecto de la crisis por la emergencia que ya lleva 80 días.

Una flexibilización en el tiempo, que puede ser de 30 días más para el fraccionamiento de la deuda puede ser una buena salida mientras se encuentra la mejor alternativa.

No olvidemos que el plazo que ha dado Osiptel desde que autorizó el recorte del servicio de las telecomunicaciones por deuda, desde el 28 de mayo, fue de apenas seis días y la población afectada económicamente no ha tenido el tiempo suficiente para resolver este problema.

Que deben pagar, eso está claro, lo que se requiere es darles una fórmula adecuada para que puedan cumplir a través del fraccionamiento. Ojalá Osiptel prorrogue la medida y en los próximos días se encuentre la alternativa para que los usuarios, que por las razones obvias de la crisis no han podido cumplir con sus pagos, continúen accediendo al servicio.

Con buena voluntad y entendimiento entre el Estado y las empresas se puede encontrar la solución. En sus manos está.