OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: “Lucha frontal contra la corrupción”

"El gobierno del señor Sagasti tiene que corregir todo eso que ocurrió en la gestión Vizcarra y cortar de raíz la corrupción, al menos dar los primeros pasos".
21 Noviembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/11/laynes-Lucha-frontal-contra-la-corrupción.jpg

Ayer comentábamos la primera parte de una declaración que a través de las redes sociales formuló el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Vega Luna. “Trabajaremos juntos para que este gobierno de transición garantice elecciones justas y democráticas. Apostaremos por la integridad y transparencia, herramientas indispensables para la lucha frontal contra la corrupción”.



Y nos referimos a las elecciones porque ya nadie puede modificar la fecha convocada por el vacado expresidente Martín Vizcarra, conforme con el mandato constitucional, y ratificado el día anterior por el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe), Piero Corvetto Salinas. De manera que corresponde al gobierno transitorio garantizar la transparencia de la contienda electoral del 11 de abril y la transferencia de mando el 28 de julio de 2021. Queda pues en la ciudadanía reflexionar su voto para elegir bien y no se repitan las equivocaciones.

Nos referiremos hoy a la segunda parte de la declaración de Vega Luna. “Apostaremos por la integridad y transparencia, herramientas indispensables para la lucha frontal contra la corrupción”. Bien que lo diga, aunque no es necesario porque luchar contra la corrupción es obligación de toda autoridad, partiendo desde el gobierno central.


El país está cansado de los discursos para la tribuna, la foto y la televisión, que finalmente no se cumplen. El caso reciente es el del vacado expresidente Vizcarra, que desde que asumió su gestión alzó la bandera de la lucha contra la corrupción, se enfrentó al Congreso y a los políticos investigados por esos delitos, y sin embargo hoy está incluido en la larga lista de exgobernantes, exministros y exautoridades indagados por el Ministerio Público por presuntamente haber recibido coimas por dos millones 300 mil soles por las obras del Hospital de Moquegua y Lomas de Ilo cuando fue gobernador de la región Moquegua. Defendió a capa y espada a los fiscales del equipo Lava Jato, pero ahora que lo investigan a él los enfrenta.

Su gobierno también deja casos de corrupción que son investigados por la Fiscalía, como el de Richard Swing y las millonarias compras de mascarillas y otros implementos para afrontar la pandemia, como las pruebas rápidas que lo involucran a él mismo.

El gobierno del señor Sagasti tiene que corregir todo eso que ocurrió en la gestión Vizcarra y cortar de raíz la corrupción, al menos dar los primeros pasos. Ante el déficit de la caja fiscal por la crisis sanitaria, debe cuidar el dinero del Estado, evitar gastos innecesarios, como por ejemplo las consultorías que se asignan por amiguismos y favores políticos, pero que les cuesta a los peruanos cientos de millones de soles. El caso Swing es uno de tantos.

La calle está atenta y en las últimas marchas, además del rechazo a Manuel Merino, la gente ha dicho basta de corrupción. Cumpla, señor presidente.