OPINIÓN | Luis Angel Laynes: De mal en peor

No solo desecharon la principal denuncia contra Chávarry, de encubrimiento real, sino que cerraron el paso a la justicia para llegar a ‘Los Cuellos Blancos del Puerto"
11 Junio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/06/chavaarry.png

Las cosas siguen igual de mal en el Congreso de la República, y seguirán así hasta el último día de gestión de los parlamentarios. Tres botones de muestra se suman a una práctica que ha patentado la mayoría fujimorista, como es el blindaje a sus integrantes y amigos que le ha valido ganarse el repudio de la población que en las calles por eso, y con justa razón, reclama que se vayan a sus casas y cierren el Parlamento.

Ayer, con seis votos del fujimorismo en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, se blindó una vez más al exfiscal de la Nación, Pedro Chávarry, al archivar parte de la denuncia constitucional presentada en su contra por la titular del Ministerio Público, Zoraida Ávalos, por encubrimiento real y encubrimiento personal  en el caso de la irrupción en una oficina lacrada de su asesor en la Fiscalía.

Con ello, no solo desecharon la principal denuncia contra Chávarry, de encubrimiento real, sino que cerraron el paso a la justicia para llegar a ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’, como escribió Alberto Quintanilla en sus redes sociales.

La decisión de ayer muestra una vez más los fuertes vínculos del fujimorismo con el exfiscal de la Nación, a quien ha salvado de cuanta denuncia se ha formulado en el Parlamento. ¿Cuál es la poderosa razón para seguir blindando a Chávarry? No se debe olvidar que el nombre de la señora K apareció en los audios que destapó la red de “los hermanitos” y que la bancada naranja trató de evitar también que se incluya a César Hinostroza en el delito de organización criminal, votación que fue reconsiderada posteriormente en el Pleno del Congreso.

Ello explicaría por qué no permiten que Chávarry sea sometido al fuero judicial, que debe ser la instancia que determine si es o no culpable de las imputaciones en su contra.

Pero los blindajes no terminaron allí. En la misma Subcomisión de Acusaciones Constitucionales se decidió archivar la denuncia contra Yesenia Ponce, acusada de consignar datos falsos en su hoja de vida y para quien el Poder Judicial ha solicitado levantar su inmunidad. Ella misma ha pedido allanarse a la justicia. Sin embargo, eso no fue suficiente. Y en la Comisión de Ética, con el voto dirimente de su presidenta, Janet Sánchez, se salvó a la fujimorista Úrsula Letona de ser investigada por el presunto delito de tráfico de influencias.

Es por todo esto que este Congreso es rechazado abrumadoramente por la población. Por eso creen que el voto de confianza que le aprobaron al Ejecutivo fue por conveniencia, por miedo a perder sus curules desde donde siguen haciendo uso de un poder a favor de sus intereses. Por eso es necesaria la reforma política, para que la inmunidad no siga convirtiéndose en impunidad.