OPINIÓN | Víctor López García: “In memorian Higinio Capuñay Sarpán”

"Nunca olvidó sus orígenes humildes, ni a su distrito, ni a su gente; que siempre frecuentaba, ayudaba y con la que se sentía a gusto".
31 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/Víctor-Lopez-Garcia-In-memorian-Higinio-Capunay-zarpan.jpg

Siempre la muerte es inaceptable, con rarísimas excepciones. Aun cuando es la ley de la vida. Especialmente en tiempos de pandemia mal gestionados. Duele más si son seres queridos. Sobre todo, si su vida es fecunda en aportes para el país y para la gente. Por eso, cuesta aceptar que mi gran amigo de más de tres décadas, Higinio Capuñay Sarpán, se haya ido de repente, cuando aún tenía “mucho que hacer” (como decía Vallejo) en el universo comunicacional y editorial, que eran los ejes fundamentales de su quehacer como emprendedor exitoso.



Surgió de abajo, del mismo pueblo, trabajando sin cesar, haciendo poco a poco el Consorcio Universal que agrupa empresas de ediciones, diarios, radios, televisión abierta y digital y publicidad; hasta convertirse en uno de los factores mediáticos más importantes del Perú.

Nacido en Monsefú (Chiclayo, Lambayeque) nunca olvidó sus orígenes humildes, ni a su distrito, ni a su gente; que siempre frecuentaba, ayudaba y con la que se sentía a gusto. Tanto, que prefería conversar, comer y hasta compartir eventos con sus trabajadores; antes que, con personajes prominentes de la política.


Con frecuencia íbamos a La Victoria a almorzar el emblemático ‘espesado’ (plato mochica de los lunes) junto con uno de sus mejores amigos, también paisano, recientemente fallecido, Ricardo Cervera Niño, brillante periodista que fuera fundador director del diario El Ciclón de la “capital de la amistad”.

Tenía gran sensibilidad para entender a la gente, especialmente de los sectores populares, otorgándole voz a sus inquietudes y preocupaciones existenciales y de entretenimiento. Exitosa, Karibeña, La Kalle fueron la trinchera mediática informativa, analítica y musical que expresara plenamente el sentir de las mayorías. Allí reside la fuerza y la razón de ser del posicionamiento que le dio Higinio Capuñay. Por allí, pasaron destacados periodistas que conocieron a un emprendedor de las comunicaciones distinto a los tradicionales en las formas y en el fondo; expresión de ese nuevo rostro y rastro de país que se ha ido configurando a partir de los 80 del siglo pasado.

Higinio se ha ido, quedándose en su obra, su legado que siempre quiso dejar, una de las plataformas mediáticas más importantes del país. Hombre de realizaciones. Lo que se proponía hacer, lo conseguía. Con dedicación y con esfuerzo.

Su oficina era su casa. Trabajaba todos los días. Quienes lo conocían y laboraban con él, saben que era común encontrarlo los sábados y domingos. Un buen ejemplo para sus amados hijos que siempre lo admiraron, Esther, Lalo y su madre Isabel; y Evelin, Karen, César, Robert, Martín y su madre Elsa; a quienes les expreso mis más sentidas condolencias. Ellos serán los continuadores de su importante obra. Porque al final, la mejor herencia es la familia, con los valores y principios transmitidos con el testimonio de vida.

Amigo, te recordaremos con afecto y alegría, que siempre fue una constante en tu vida. Y estarás en la voz de los sin voz, que tú les diste. Que DIOS te reciba en su Reino.