OPINIÓN | Lewis Mejía: “Regreso a casa”

"Pero previamente, el lavado de manos con agua y jabón resulta una medida de higiene sumamente indispensable que no debemos obviar, pues el alcohol no lo reemplaza".
17 Julio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/Mejia-regreso-casa.png

Los inevitables viajes que, a pesar de la pandemia, las personas van a concretar, generalmente al interior del país para reencontrarse con su terruño, entrañan algunos riesgos que debemos manejar.


Y no nos referimos necesariamente a una excursión por las vacaciones de medio año, sino al esperado retorno a nuestra tierra de la que salimos para estudiar o buscar un nuevo empleo.

Una condición indispensable es saber que no se tiene el COVID-19 encima, para lo cual es recomendable tomar una prueba de despistaje que nos deje tranquilos.


Igualmente, si ha llegado el momento de vacunarnos, pues hay que acudir a los puntos señalados por las autoridades en salud para, ordenadamente, recibir la primera o segunda dosis, según corresponda.

Y en este aspecto, es preciso recordar que solo con dos aplicaciones de la vacuna estaremos realmente protegidos contra la pandemia y sus efectos más agresivos contra la salud.

Además de eso, en la maleta o la mochila es necesario incluir un paquete con mascarillas y un dispensador portátil de alcohol –una botella– que puede ser en la presentación gel o líquida.

La careta protectora también es un elemento fundamental para fortalecer los esfuerzos de bioseguridad y evitar el contagio durante la travesía dentro de un autobús u otro vehículo automotor.

Si el viaje es muy largo, digamos hasta Tumbes o Tacna, eso implica la necesidad de llevar a cabo alguna parada técnica, donde los pasajeros deberán bajar a tomar los alimentos.

Ese es un momento altamente crítico, porque al sentarse a comer es preciso retirarnos las mascarillas, el momento en el que el descuido puede significar el contagio.

Pero previamente, el lavado de manos con agua y jabón resulta una medida de higiene sumamente indispensable que no debemos obviar, pues el alcohol no lo reemplaza.

Si vamos a comprar algo y para ello es indispensable pagar o recibir el vuelto, la botellita de alcohol sí puede entrar en escena para desinfectarnos las manos y, si se puede, las monedas.

No comer dentro del bus, tampoco compartir alimentos o bebidas con desconocidos, es otra regla que deberíamos tener en cuenta, pues más vale prevenir

Finalmente, llegados al destino, las medidas de higiene deben repetirse, así como evitar quitarnos las mascarillas –tal vez sería bueno reemplazarlas por otras nueva –.

Y mantener el distanciamiento social, lo que significa no abrazarse, no darse las manos, jamás agruparse, y tratar de estar a más de un metro de distancia y siempre con el cubre boca bien puesto.

  Más de Lewis Mejía:

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Si vamos a viajar…”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “El ejemplo de Miami”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Los sismos como el de hace noches”