OPINIÓN | Lewis Mejía: “Preparados para las Fiestas Patrias”

Sabemos que este lugar es un espacio de alto riesgo para los menores, pues podrían quemarse con las comidas calientes, las ollas y teteras, o con las hornillas.
25 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/bombero-apaga-incendio.png

Estas van a ser unas fiestas patrias muy diferentes a las que hemos venido celebrando desde hace décadas, debido a la pandemia por el coronavirus o Covid-19.


Las actividades patrióticas, incluyendo eventos tan esperados como el desfile cívico-militar que tuvo como escenario la avenida Brasil, en Lima, han sido canceladas.

Igualmente, no podrán realizarse los diversos homenajes institucionales en las entidades públicas y privadas, o las reuniones en el centro de trabajo por el aniversario nacional.


Acaso en algún momento se podrá salir en familia a dar una vuelta restringida por escenarios poco concurridos y sin llevar a los menores de edad ni a los adultos mayores.

La clave de este 28 de julio es la prevención de contagio con este virus que se ha llevado a miles de compatriotas y mantiene en vilo a otros tantos por su alta letalidad.

Sin embargo, permanecer dentro de casa en una fecha de celebración también tiene sus aspectos a tomar en cuenta, si nos referimos a los riesgos de accidentes en el hogar.

Preparar una cena especial y deliciosa, un pastel o una parrilla, tiene que convertirse en una oportunidad para compartir la alegría y el cariño con todos en el hogar.

Esto, siempre y cuando la elaboración de los potajes se realice en condiciones de prevención, como por ejemplo cuidando que los niños pequeños no ingresen a la cocina.

Sabemos que este lugar es un espacio de alto riesgo para los menores, pues podrían quemarse con las comidas calientes, las ollas y teteras, o con las hornillas.

La naturaleza traviesa de las personas en los primeros años de su vida las convierte en altamente vulnerables para padecer quemaduras, y también provocarse heridas con los cuchillos, trinches y otros utensilios.

A todo esto, una fuga de gas puede ser rápidamente neutralizada cerrando la llave general, abriendo puertas y ventanas para favorecer la ventilación, y luego de avisar a todos, abandonar el lugar y llamar a los bomberos.

Ya sabemos que esta situación se podría evitar si previamente hemos revisado el estado de la manguera, del balón y de la válvula conectora con la cocina, cosa que debemos hacer por lo menos una vez al año.

¿Y si vivimos en un departamento ubicado en pisos altos? A partir del segundo nivel, los balcones y ventanas también deben estar bajo la vigilancia de un adulto si tenemos pequeños cerca.

Y ya que hablamos de caídas, es preciso prestar atención a las escaleras, donde los adultos mayores, llámese nuestros padres, abuelos u otros familiares podrían resbalar.

¡¡¡Felices -y seguras- fiestas patrias…!!!