OPINIÓN | Lewis Mejía: “Otra vez por soldadura”

"Evitar la acumulación de materiales inflamables, encargar el trabajo a un conocedor, tener extintores a la mano y saber cómo usarlos, pueden ayudar a evitar un desastre".
1 Mayo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/Lewis-Mejia-soldadura.jpg

Los trabajos de soldadura en un lugar determinado deben tener las condiciones de seguridad adecuadas para evitar que ese tipo de trabajos escape del control y se convierta en un siniestro.


Como el que tuvo lugar esta semana en una fábrica de muebles ubicada en el sector de Barrios Altos, en Lima, una zona que además de poseer casonas muy antiguas tiene una conocida carencia de agua.

Los reportes del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú (CGBVP) señalan que se tuvo que movilizar más de diez autobombas y alrededor de 40 efectivos.


Al final, se logró conjurar el peligro de que el fuego sin control arrasara con toda la manzana, aunque varias casas vecinas a este taller resultaron seriamente afectadas.

Inclusive, los rescatistas lograron ubicar y salvar la vida de cuatro menores de edad y tres adultos mayores, que habían quedado atrapados entre las llamas y el humo.

¿Cómo podemos evitar que este tipo de emergencias se sucedan con relativa frecuencia en nuestra ciudad?

Es una pregunta que tiene una respuesta válida e importante en estos tiempos donde un incidente de esas características genera, además, pérdida de puestos de trabajo.

Una de las principales recomendaciones es encargar esta labor a un especialista, no a cualquier aficionado que pueda resultar más económico, pero a la vez más riesgoso.

La soldadura genera alta temperatura, gases tóxicos, así como chispas que podrían generar quemaduras al soldador y, lo que es más peligroso, provocar un incendio.

Para evitarlo, resulta clave verificar que el trabajo se lleve a cabo dentro de un recinto amplio, bien iluminado y sobre todo ventilado, para evitar la acumulación de los gases producto de la soldadura.

Es necesario alejar de la zona de trabajo todos aquellos materiales inflamables, como maderas, cartones y demás, para evitar que las chispas puedan incendiarlos.

Indispensable tener a la mano un par de extintores, preferentemente de polvo químico seco (PQS), en una presentación de 9 o 12 kilogramos, con una persona lista para accionarlos en caso de emergencia.

Y mucho cuidado con los trabajos de soldadura en las cisternas de combustible, que figuran entre los incidentes de mayor riesgo y pueden resultar mortales pues acarrean con frecuencia una explosión.

Evitar la acumulación de materiales inflamables, encargar el trabajo a un conocedor, tener extintores a la mano y saber cómo usarlos, pueden ayudar a evitar un desastre.

  Más de Lewis Mejía:

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Por estas calles”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Cambio de clima”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “La previa electoral”