OPINIÓN | Lewis Mejía: “La pandemia que nos ayuda a prevenir”

"Establecer un plan de emergencia no significa tener algo escrito, sino que cada uno de los integrantes de un grupo social sepa qué hacer ante la emergencia".
3 Abril, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/04/laynes-2.jpg

Si quieres emplear ese tiempo libre a consecuencia del estado de emergencia, esta nota te puede interesar. El leve sismo con epicentro frente a Ancón, sentido por muchos ahora que estamos en casa para prevenir el contagio del coronavirus, pone sobre el tapete la necesidad de estar preparados ante un desastre.

Eso, en pocas palabras, significa saber qué hacer ante la ocurrencia de un terremoto de gran intensidad, que podría darse este mismo día o mañana, pues nos ubicamos como país en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico.

Se trata de una zona del mundo de gran actividad sísmica y volcánica que ha sido responsable de muchos desastres en tiempos relativamente recientes, como el gran terremoto de Pisco en el 2007. Sin embargo, un movimiento telúrico como el que percibimos hace unos días no significa entrar en pánico y salir corriendo; al contrario, podemos interpretarlo como una llamada de atención que nos permitirá organizarnos en torno al plan de emergencia y evacuación en el hogar.

Establecer un plan de emergencia no significa tener algo escrito, sino que cada uno de los integrantes de un grupo social sepa qué hacer ante la emergencia. Por ejemplo, en caso de temblor durante la noche… ¿sabes quién va a dar la voz de alarma?

Hay otras labores importantes por cumplir, como coger las llaves y abrir la puerta, tomar la mochila de emergencia y encender la linterna –si se corta la energía-, o ayudar a evacuar a quienes tienen una discapacidad o son adultos mayores.

No se debe olvidar la dotación de mascarillas de repuesto, las botellas de alcohol en gel, y sobre todo los artículos de higiene personal, especialmente el agua y el jabón para lavarse las manos. Lo importante es reunirse con todos los habitantes de la vivienda lo antes posible y planificar el qué hacer en la etapa de la preparación y después del sismo, en la fase de respuesta.

Si vives en un edificio, debes coordinar previamente con la administración para verificar si se cuenta con la suficiente cantidad de linternas (con pilas cargadas), así como tener los pasadizos de acceso a las zonas de escape libres de obstáculos. Así que ya sabes.

En estos días de aislamiento social, date un tiempo para comprobar si las puertas que conducen a las escaleras de escape se pueden abrir hacia afuera y que los pasamanos estén firmes para que puedan soportarnos en caso de resbalones. Evalúa tus niveles de seguridad y mejóralos en lo posible.