OPINIÓN | Lewis Mejía: La negligencia va de la mano con los accidentes

30 Noviembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/11/lewi.jpg

El puente vehicular que cruza la avenida Brasil en el límite entre los distritos de Pueblo Libre y Jesús María debe ser uno de los más famosos a nivel de Lima Metropolitana.

 

Y no necesariamente por su estilo arquitectónico de reminiscencias setenteras ni por la pesada congestión automovilística que los limeños padecemos todas las mañanas para, a través suyo, ir de un lugar a otro de nuestra ciudad.

 

En realidad, esa fama que le hace aparecer en los titulares de los noticieros de las últimas dos semanas se debe a los frecuentes accidentes vehiculares que han tenido lugar contra su veterana estructura de concreto.

 

El más reciente suceso se relaciona con una camioneta de reparto, cuya tolva quedó aplastada contra el marco metálico de seguridad instalado para evitar, precisamente, el impacto directo contra esta vía.

 

Antes de eso, un autobús de servicio público sufrió un similar accidente, que ocasionó la pérdida de su techo –que cayó sobre el asfalto– así como numerosos heridos entre los sorprendidos pasajeros.

 

Suerte que tenemos los peruanos en algunas circunstancias, pues los Bomberos Voluntarios sabemos que de haber ocurrido en otro momento del día, en hora punta con pasajeros de pie, los fallecidos se hubieran contado por decenas.

 

Ahora, las autoridades evalúan los diversos factores que se esconden detrás de un accidente con las características antes referidas, que felizmente no dejó un saldo mortal.

 

Sin embargo, ha saltado a la luz un elemento clave que empieza a repetirse: la negligencia de los conductores, que a pesar de las señales y de las advertencias en el lugar, intentaron pasar por debajo del puente sin medir los riesgos.

 

El cansancio, el aburrimiento, la rutina de seguir la misma ruta todos los días puede influir en el comportamiento de los choferes, así como la falta de experiencia o imprudencia.

 

Pero también es preciso dirigir la mirada hacia las autoridades. ¿Cuál es la solución a esta vulnerabilidad que están encontrando para evitar que la próxima semana, mes o año este tipo de choques vuelva a ocurrir?

 

Mientras esa pregunta halla su respuesta, solo nos queda insistir en la necesidad de no distraerse mientras conduce, manejar a la defensiva, reducir la velocidad y respetar la señalética de tránsito en la avenida Brasil y en todas y cada una de las calles de nuestras ciudades.