OPINIÓN | Lewis Mejía: “La llamada más costosa…”

"El gobierno ha dispuesto que los usuarios de los servicios de telefonía móvil o fija serán multados hasta con S/17,200 si es que realizan llamadas malintencionadas".
26 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Lewis-Mejía-La-llamada-más-costosa....jpg

Si eres de los que les gusta perpetrar lo que tú llamas bromas demasiado pesadas, como por ejemplo llamar por teléfono a la Central de Emergencia 1-1-6 de los Bomberos Voluntarios, anda pensando en preparar tu billetera.



A partir de la fecha, el gobierno ha dispuesto que los usuarios de los servicios de telefonía móvil o fija serán multados hasta con S/17,200 si es que realizan llamadas malintencionadas.

Esto incluye aquellas comunicaciones dirigidas a las centrales de emergencias de los Bomberos Voluntarios, la Policía Nacional, las centrales de emergencia en salud, urgencias e inclusive los servicios de información.


La multa es equivalente a cuatro Unidades Impositivas Tributarias (UIT), según establece una norma legal del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) publicada el pasado martes en el diario oficial El Peruano.

Pero eso no queda arreglado con el pago, pues el Decreto Supremo Nº 020-2020-MTC señala que, en caso de reincidencia, en cualquier estado de emergencia, se aplica como sanción en todos los escenarios la cancelación del servicio telefónico.

De acuerdo al dispositivo, para las autoridades del sector telecomunicaciones existen tres tipos de llamadas malintencionadas: las falsas, las perturbadoras y las llamadas silentes.

El primer caso se configura cuando la persona que hace la llamada a una central telefónica reporta un hecho de gravedad, como una emergencia o urgencia, que en realidad no existe.

Un segundo caso sancionable se presenta con las llamadas perturbadoras, es decir aquellas comunicaciones en las que quien llama incluye insultos, ofensas, amenazas, bromas o expresiones discriminadoras o que afecten la dignidad humana.

El tercer y último caso que ameritará una multa será considerado cuando el usuario –quien hace la llamada- permanezca guardando silencio por más de 10 segundos luego de contestada la llamada.

Esta acción se sanciona porque permite advertir la desnaturalización del servicio que prestan las centrales de emergencia, obstaculizando el ingreso de otra llamada que de verdad necesita ayuda.

Toma nota: en caso de comunicaciones malintencionadas falsas, la multa es de dos y media (S/ 10,750) a cuatro UIT (S/ 17,200) o la cancelación del servicio; si es malintencionada o perturbadora, el infractor será multado hasta con dos UIT (S/ 8,600) o la suspensión total del servicio por 30 días.

En caso de llamadas silentes, la sanción administrativa a imponer es una multa de media (S/ 2,150) a dos UIT o la suspensión total del servicio por treinta 30 calendario. Estamos avisados.