OPINIÓN | Lewis Mejía: La actitud personal en caso de un sismo

“La actitud de las personas es muy importante ante una emergencia, puede salvar una vida o, de lo contrario, ponerla en peligro; todos debemos estar conscientes de ello"
14 Mayo, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/05/sismo-actitud-mejia-exitosa.jpg

¿Recuerdas qué es lo primero que hiciste luego de sucedido el fuerte movimiento telúrico del pasado jueves que se percibió en prácticamente toda la ciudad de Lima? Las actitudes de las personas “en tiempos de paz”, o cuando no ocurre una emergencia o urgencia, resulta ser, obviamente, muy diferente, respecto de cuando tiene lugar un incidente. Nos referimos puntualmente al terremoto –como le llamaban nuestras abuelas– que ocurren con relativa frecuencia en nuestro país y ante lo cual ya deberíamos estar acostumbrados.

Ni bien empieza el remezón, se ha logrado constatar que unos se quedarán quietos, casi sin moverse en el lugar donde les agarró el temblor, como si estuvieran paralizados por el miedo, esperando que alguien les diga qué hacer. Otros tomarán las cosas con seriedad y ejerciendo el liderazgo del grupo darán una voz firme de alarma, para a continuación, y con trolando sus nervios, ponerse de pie y salir en forma rápida y ordenada.

También habrá de los que se quedarán despreocupadamente en sus ubicaciones, ya sea en el centro de estudio, en el de labores o en cualquier otro lugar, generalmente debido a que andaban distraídos y no sintieron nada. Algunos –los menos– tendrán una reacción inesperada: saldrán corriendo sin saber a dónde, gritando presas de los nervios, empujando en su loca carrera a quienes se interpongan en el camino para, probablemente, convertirse en víctimas por alguna caída o tropezón.

Quizás te interese leer | Lilia Paredes: primera dama se acogió a su derecho a guardar silencio ante la Fiscalía

Este tipo de persona que pierde el control es a la que debemos brindarle apoyo, al igual que a la que se queda sin hacer nada, para que puedan superar sus miedos y salir bien librados del desastre. Luego de conversarles sobre la importancia de mantener la calma y colaborar, una táctica adicional podría ser involucrarlos en la práctica frecuente de técnicas de evacuación del lugar donde habitualmente nos encontramos.

Es decir, en los simulacros de sismo que todo grupo humano, ya sea en el interior del hogar, en el condominio o barrio, en la universidad, el instituto o el colegio, y en el centro de trabajo. Ensayar el qué hacer durante y después de un sismo resulta de gran importancia porque nos permitirá medir los tiempos de respuesta ante un movimiento de tierra que nadie espera. Y también brindará la oportunidad de saber cómo se comportan nuestros familiares o compañeros de estudio y labores, para poder ajustar aquellos aspectos en los que presentamos debilidades o puntos por reforzar.

La actitud de las personas es muy importante ante una emergencia, puede salvar una vida o, de lo contrario, ponerla en peligro; todos debemos estar conscientes de ello, siempre.

Síguenos en redes sociales