OPINIÓN | Lewis Mejía: “Incendios forestales 2”

"Recordemos que mantenerse cerca de las llamas y de las altas temperaturas en los incendios forestales puede ocasionar quemaduras en la piel y el cabello, así como asfixia".
14 Agosto, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/08/Mejia-incendios-Exitosa.jpg

En tiempos de lucha contra la COVID-19 y protección ante las afecciones al sistema respiratorio, ¿cuáles son los problemas a la salud que ocasionan los incendios forestales?


En primer lugar, está el humo, que puede dar lugar a dolor de cabeza, tos y carraspera o irritación a la garganta, y en casos más complejos, ataques de asma y daños de diversa magnitud a las vías respiratorias.

Los gases tóxicos que resultan de la combustión de ramas y fogaje también causan daño a nuestros ojos, que pueden padecer de irritación, dificultades a la visión y acelerar algunos procesos hacia la ceguera.


Y, sobre todo, coloca al ser humano en una posición mucho más vulnerable ante los efectos de la pandemia.

Recordemos que mantenerse cerca de las llamas y de las altas temperaturas en los incendios forestales puede ocasionar quemaduras en la piel y el cabello, así como asfixia.

En el caso del medio ambiente que nos rodea, los daños también son de consideración: la destrucción de los bosques, que son los lugares donde habitan miles de especies animales y vegetales, lo que causa la pérdida de la biodiversidad.

Sumemos a ese daño el incremento de las emisiones de dióxido de carbono o CO2 hacia la atmósfera, lo que produce el nada deseado efecto invernadero y el recalentamiento global.

De igual modo, los incendios forestales dan lugar a la contaminación de las aguas de los ríos, lagos y lagunas que están en cercanías del incidente, así como aumenta la capacidad de riesgo y favorece la erosión y pérdida de terreno, especialmente de uso agrícola, contribuyendo a la desertificación.

Según el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), los incendios forestales provocan ingentes pérdidas materiales relacionadas con la magnitud y el impacto sobre predios y bienes muebles.

Por todo ello, es muy importante seguir las recomendaciones de prevención y tener una actitud proactiva que reduzca los riesgos de estos incidentes, especialmente si nos desplazamos por el campo o tenemos al mundo rural como escenario de nuestras actividades.

  Más de Lewis Mejía:

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Sismos que nos alertan”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “También depende de nosotros”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Regreso a casa”