OPINIÓN | Lewis Mejía: “Homenaje a la mujer bombera”

"Recordar en estas breves líneas es parte del homenaje muy merecido para ellas, que también son responsables de atender las 120 mil emergencias que se registran al año".
7 Noviembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/11/lewis-mejia-Homenaje-a-la-mujer-bombera.jpg

Si tiene la oportunidad, salúdela – sin acercase mucho por medida de bioseguridad ante el Covid-19 – y exprésele su agradecimiento por estar allí, justo en el momento indicado.


Hablamos de las mujeres en el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Perú, que esta semana celebraron – es un decir en estos momentos de pandemia – un aniversario más de su incorporación a la institución humanitaria.

Todo empezó un 2 de noviembre de 1969, cuando un puñado de damas, hijas, hermanas y sobrinas de veteranos bomberos del Callao, iniciaron sus entrenamientos en prevención y lucha contra incendios.


Tiempo después, estas chicas, como la gran Edda Airaldi Soria, que hasta hoy viste el uniforme y asiste al cuartel, fueron integradas y reconocidas oficialmente por el Congreso de la República.

La verdad que al principio no se les dejaba acercarse mucho al peligro, por el sentimiento paternalista existente, y siempre había mucho cuidado con ellas durante los incidentes.

Sin embargo, la consolidación de esta figura se llevó a cabo durante la década de 1980 hacia adelante, cuando empezaron a incorporarse las primeras mujeres para desempeñarse como auxiliares, camilleras.

Los atentados terroristas de la época, las explosiones y balaceras, generaron el ambiente adecuado para que las profesionales en salud dieran un paso adelante y se incorporaran a la Bomba.

Ellas siguieron – y siguen – el ejemplo de entrega de la comandante Judith Barreto Navarro, enfermera de profesión que vivía cerca de un cuartel de Bomberos Voluntarios en Lima.

Y que, al escuchar el toque de la sirena, cogía su maletín de primeros auxilios y se paraba en la puerta de su propia casa para subir prácticamente al vuelo a la ambulancia.

Hoy, las mujeres forman parte de las tripulaciones de las autobombas, ambulancias, carros de rescate y otras unidades móviles pintadas de rojo que salen a brindar auxilio ante un incendio.

No solo eso, también las tenemos en la modalidad de conductoras de los pesados vehículos de respuesta a emergencia, que conducen con rapidez y prudencia.

En el componente femenino de casi 7 mil mujeres, tenemos ingenieras, doctoras, arquitectas, profesoras, amas de casa, estudiantes universitarias o emprendedoras.

Muchas son madres, hermanas, hijas y hasta abuelas de otros Bomberos, que hoy visten el overol rojo y realizan tan bien como sus colegas varones las maniobras para estabilizar un vehículo accidentado o salvar la vida a un atropellado.

“Damas del Fuego”, ellas también son las que lideran – como primeras o segundas jefas – varias de las 243 Compañías de Bomberos que operan a nivel nacional.

Recordar en estas breves líneas es parte del homenaje muy merecido para ellas, que también son responsables de atender las 120 mil emergencias que se registran al año.