OPINIÓN | Lewis Mejía: “Evitar la acumulación de inflamables”

"La gran cantidad de material inflamable, como cartones, papel y otros productos, generó el escenario ideal para que una chispa producto de una soldadura, acabase con todo".
22 Mayo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/Mejia-inflamables.jpg

Nuevos incendios se han producido en estos días que pasó, en una semana bastante activa para los servicios de respuesta a emergencias, como son los Bomberos Voluntarios.


En uno de los casos, la gran cantidad de material inflamable, como cartones, papel y otros productos, generó el escenario ideal para que una chispa producto de una soldadura, acabase con todo.

Esto significa la pérdida de empleo para varias personas, y la potencial quiebra de un negocio que estaba tratando de sobrevivir en las difíciles condiciones que impone la pandemia.


Sin embargo, nada de esto hubiera ocurrido si los propietarios o administradores del negocio hubieran tenido presente las recomendaciones de prevención y seguridad.

Es decir, evitar acumular los materiales inflamables, como los antes descritos, y sobre todo tenerlos cerca a una fuente de calor, como era la llama del sistema de soldadura.

Sumemos a eso la carencia de extintores a la vista, o por lo menos eso se dio a conocer durante la acción de los bomberos, para que se repita lo que siempre ocurre cuando no se actúa preventivamente.

A todo esto, las autoridades encargadas de inspeccionar y supervisar este y otros tipos de negocios fueron, una vez más, superadas por la realidad, lo que contribuyó, de alguna manera, a la tragedia.

Felizmente, entre tanto infortunio, la buena noticia es que no se produjo pérdida de vidas, y que todo el incidente no pasó de un susto para los vecinos del sector.

Porque, con frecuencia, el incendio ocasionado por el descuido, la negligencia y, a veces, otros motivos más provocan impacto directo entre las poblaciones de los alrededores.

El humo es el principal factor que genera alarma, porque puede arrastrar cenizas que enciendan las construcciones precarias o los techos donde se acumulan… más materiales inflamables.

La labor de los hombres y mujeres de rojo fue eficiente y rápida, y se logró confinar las lenguas de fuego, hasta terminar de extinguirse por acción de los potentes chorros de agua.

Pero el daño estaba hecho: al medio ambiente, con los humos liberados a consecuencia de la combustión.

Y, sobre todo, a la economía de las personas, al empleo digno, a la oportunidad de tener trabajo y de generar unos ingresos importantes en momentos complicados para el mundo. Reflexionemos sobre eso.

  Más de Lewis Mejía:

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Zona de neblina”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Por el Día de la Madre”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Otra vez por soldadura”