OPINIÓN | Lewis Mejía: “El teléfono móvil y la seguridad del conductor”

Manejar y escribir o leer un mensaje en el teléfono móvil puede ocasionar un accidente vehicular, una volcadura, un atropello o alguna situación de mayor riesgo, no lo haga.
28 Agosto, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/08/Mejia-telefono-movil-Exitosa.jpg

Hasta antes de que el teléfono móvil se masificara, aportando todas las maravillosas opciones de comunicación que actualmente nos facilitan la vida, conducir y hablar era una acción altamente segura.


Muy infrecuentes eran los automóviles particulares que contaban con un sistema de comunicación, que era generalmente en base a equipos de radio portátiles.

Estos dispositivos permitían efectuar un diálogo corto y concreto, de pocas palabras, sobre información de utilidad y muy precisa respecto a, generalmente, temas de interés.


Sin embargo, hoy el panorama es diferente, con la consolidación del smartphone como medio de llamar y recibir llamadas, pero sobre todo de enviar mensajes de texto.

Y leerlos, porque las aplicaciones tipo Whatsapp permiten enviar comentarios o declaraciones en el formato de audio, pero son más los que escriben o contestan mensajes.

Lo hacen mientras manejan, con una mano en el volante y la otra tratando de teclear en las breves paradas ante el semáforo en rojo, o en las congestiones por las calles de la ciudad.

Esa acción es sumamente peligrosa, porque al manejar se hace necesario tener los cinco sentidos puestos sobre lo que hace nuestro auto y lo que está ocurriendo en la calle.

El escenario se complica en un país como el nuestro, donde los peruanos estamos, lamentablemente, muy poco acostumbrados a respetar el reglamento de tránsito.

Manejar y escribir o leer un mensaje en el teléfono móvil puede ocasionar un accidente vehicular, una volcadura, un atropello o alguna situación de mayor riesgo, no lo haga.

Lo mejor es orillarse a la derecha, detenerse en un lugar tranquilo -apague el motor para mayor seguridad-, observe si hay personas cerca de donde usted se encuentra, y trate de adivinar sus intenciones.

Y si las condiciones son seguras, recién en ese momento proceda a enviar o reciba toda la información que desee.

Pero no maneje mientras contesta el celular, menos aún si se trata de redactar un mensaje de texto.

  Más de Lewis Mejía:

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Incendios forestales 2”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “Sismos que nos alertan”

OPINIÓN | Lewis Mejía: “También depende de nosotros”