OPINIÓN | Lewis Mejía: El invierno y sus riesgos

Las garúas pueden provocar accidentes en las escaleras, pasadizos, estacionamientos, techos y azoteas.
25 Mayo, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/05/garuas.jpg

Llegaron los días de invierno y de intensas lloviznas. Eso significa el incremento de los riesgos a la vida y la salud por accidentes –caídas y resbalones- dentro y fuera de tu hogar.

Las garúas pueden provocar accidentes en las escaleras, pasadizos, estacionamientos, techos y azoteas. También en los mercados, y en las calles y avenidas. O en la carretera.

Por eso, si vives o trabajas en los pisos superiores de un edificio, usa el ascensor. Pero si no es posible, sube y baja las escaleras cogiéndote firmemente de los pasamanos. Evita correr y hacer bromas sobre el piso mojado, podrías caerte.

Otros riesgos son andar descalzo por los pisos después de una lluvia. Recuerda que una caída podría ser fatal si eres un adulto mayor o tienes familiares en esa edad. Igualmente, los niños muy pequeños son vulnerables.

Coordina con tus familiares para secar los pisos. También, traza un camino cubierto con materiales secos que no favorezcan un patinazo, como unos cartones. Y si tu bolsillo lo permite, instala sistemas antideslizantes.

Además de las caídas también pueden ocurrir corto circuitos. De ser ese el caso, revisa el estado de tus instalaciones eléctricas lo más pronto posible, y reparar o reemplazar lo que sea necesario.

Por ejemplo, si hay un cable eléctrico que está pelado, o si las llaves de encendido de la luz están rotas. A veces, los enchufes están ubicados cerca de un lugar de filtración de agua. Mejor contrata un electricista profesional –pide referencias y verifica sus estudios- y realiza una inspección técnica.

Las descargas por contacto con equipos energizados o conectados son uno de los principales problemas. Y se relacionan con el ambiente de mayor humedad en el que vivimos en estas semanas.

Por eso, al llegar a casa durante o después de un día lluvioso, cámbiate de zapados y medias y quítate el saco o la casaca antes de recargar tu teléfono móvil o usar el horno microondas. Viste ropas secas. De lo contrario, podrías  sufrir una descarga eléctrica.

Los accidentes vehiculares, como choques y atropellos, también están a la orden del día. Para prevenirlos, levántate más temprano. Así no tendrás la necesidad de salir corriendo con tu vehículo y ocasionar un choque unas cuadras más allá.

Si usas bicicleta, lleva casco, guantes y rodilleras. De igual modo si conduces una moto. En el caso de los automóviles, revisa el sistema de frenos. Deben estar en las mejores condiciones que permitan detener el carro y evitar un choque.

Ten cuidado con los vehículos de transporte público o de carga pesada, que en las pistas mojadas pueden virar intempestivamente, patinar o no frenar a tiempo. No aceleres, sé prudente.

Y si a pesar de todo ocurre el accidente, recuerda que debes mantener la calma y pedir ayuda. Y si la emergencia lo hace necesario, llamar al número telefónico de los bomberos: 1-1-6.