OPINIÓN | Lewis Mejía: “Cuarentena segura”

"Sin embargo, todo esto podría empezar a incrementar no solo las monedas que llevamos a casa, sino los peligros de accidentes y emergencias".
23 Mayo, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/05/desinfectan-tren.jpg

La progresiva apertura de actividades y la reactivación paulatina de negocios significa la lenta recuperación de nuestra economía, especialmente para aquellos hogares que dependen del día a día para sobrevivir.

Hablamos de los consultorios de odontología, rehabilitación física, servicios de ayuda diagnóstica y veterinaria, así como comercio electrónico en ropa y calzado, servicios técnicos y de delivery -entrega a domicilio-, lavandería y hasta actividades deportivas a nivel profesional.

Sin embargo, todo esto podría empezar a incrementar no solo las monedas que llevamos a casa, sino los peligros de accidentes y emergencias, especialmente en aquellas acciones que tienen que ver con maquinarias y electricidad.

Este fin de semana puede ser la ocasión para dar paso a una revisión de nuestros equipos dentro del negocio familiar, o planificar cómo será la vida a partir de la próxima semana, en la que seguramente la demanda será altísima y los riesgos también.

Un paso importante debe ser, antes de atender a la clientela siguiendo las recomendaciones de bioseguridad para evitar el contagio con el coronavirus o COVID-19, la revisión de nuestras instalaciones y conexiones.

Los más de dos meses de para obligatoria podrían haber generado una acumulación de materiales inflamables y polvillo, así como la necesidad de aplicar la lubricación en aquellos equipos que así lo requieran.

Igualmente, el cambio de clima implica revisar los techos, pues las noches con llovizna habrán dado lugar a charcos de agua que, en el caso de los letreros luminosos, serían vulnerables a un cortocircuito.

Un aspecto especialmente delicado es el vinculado a los servicios técnicos, donde los trabajadores del sector, además de las mascarillas o tapabocas, deberán utilizar aquellos equipos de protección personal según la actividad a la que se dediquen.

Por ejemplo, botines de cuero con punta de acero y suela reforzada, overoles manga larga de tela gruesa tipo drill, lentes de seguridad para los ojos, y naturalmente los guantes, rodilleras, coderas y demás artículos.

Es fundamental que quienes empiecen a trabajar a partir de este lunes, luego de haber sido autorizados por las autoridades del Estado, repasen, 24 horas antes, todos los procedimientos de trabajo, tanto los jefes como los operarios o trabajadores.

Evitar las colas, mantener la distancia de por lo menos un metro y 30 centímetros entre los compañeros o clientes, así como lavarse las manos antes y después de comer o ir al baño -con agua y jabón por 20 segundos como mínimo- deben ser consejos para siempre.

Los Bomberos Voluntarios estamos atentos a brindar toda la ayuda en caso de producirse un accidente, pero lo mejor es que cada uno de nosotros trabaje con los ojos bien abiertos y atentos a reducir cualquier riesgo laboral.