OPINIÓN | Lewis Mejía: “Autoridades, dónde están…”

"Recursos diversos para apagar un incendio que de haberse aplicado las medidas de seguridad no se hubiera sucedido".
19 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Autoridades-dónde-están....jpg

En pavoroso siniestro -léase el incendio de grandes proporciones- que terminó con una manzana de edificación industrial para la confección de zapatillas en el distrito de El Agustino, nos vuelve a dejar algunas preguntas sueltas.



¿Esta empresa tenía las certificaciones de defensa civil al día y presentó las licencias municipales vigentes para poder operar en un ambiente aceptable de seguridad?

¿Se contaba con todos los equipos de detección, alarma y lucha contra incendios que toda industria de tales magnitudes requiere acorde con la normatividad vigente?


¿Sus trabajadores estaban debidamente entrenados para saber qué hacer en caso se presente un incidente tipo amago de incendio o fuga de algún material peligroso?

La fuerte humareda y el ácido olor a quemado que, durante la tarde y la noche del pasado lunes, y parte de la madrugada del martes invadió el sector, parecían decir que no.

Y por tal motivo, más de 250 bomberos voluntarios tuvieron que ser movilizados desde las estaciones en Lima Centro y Lima Sur para combatir las llamas del fuego que por momentos alcanzaron los 30 metros de altura.

La falta de agua en una ciudad con carencias históricas de un eficiente sistema de hidrantes, así como de conexiones adecuadas más allá del centro de la ciudad, obstaculizaron las labores de extinción.

De igual manera ocurrió con los vehículos tipo autobomba, escalas telescópicas, ambulancias y camiones-cisterna, que se vieron atrapados durante los primeros minutos del incidente en una congestión vehicular entre la vía de evitamiento y la salida hacia la carretera Ramiro Prialé.

Es decir, un enorme gasto de horas-hombre, combustible y lubricantes, recursos diversos para apagar un incendio que de haberse aplicado las medidas de seguridad no se hubiera sucedido.

A todo esto, ¿Dónde están las autoridades municipales que como en el caso del derrumbe en la avenida Abancay no han visto ni oído nada cuando se trata de actividades informales que general alto riesgo?

Nuevamente se hace necesario hacer un llamado a los responsables de las áreas de fiscalización para que afinen su trabajo y detecten lo que muchas veces está a la vista de todos.

Honestidad, eficiencia, trabajo en equipo, así como escuchar a la propia ciudadanía, es lo que necesitamos de parte de las autoridades de las diversas municipalidades.

Y se reitera el llamado a los empresarios, a los comerciantes, a los emprendedores de nuestro Perú, que se esfuerzan por generar empleo y bienestar, pero que fallan a la hora de evitar los riesgos por no seguir las reglas establecidas.