OPINIÓN | Julio Schiappa Pietra: “Rajando de la desigualdad”

"La desigualdad existe, no debe extrañarnos la inestabilidad que esta genera en el Perú y el mundo".
4 Mayo, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/05/Julio-Schiappa-Pietra-Rajando-de-la-desigualdad-Exitosa.jpg

En 2015, las 62 personas más ricas del planeta tenían tanta riqueza personal neta como los 3,500 millones de personas más pobres del planeta. En el Perú 17 mil millonarios tienen el 30% de la riqueza personal neta de 33 millones de peruanos. La desigualdad existe, no debe extrañarnos la inestabilidad que esta genera en el Perú y el mundo.

¿Cuáles son los motores niveladores de la desigualdad? Según Waltere Scheidel, autor del libro El Gran Nivelador, estos son, en primer lugar, las guerras con movilización masiva, revoluciones transformadoras y las pandemias letales. El gran cambio que implica borrar las diferencias de manera acelerada generalmente es violento y cataclísmico.

Otras rutas establecidas por la democracia liberal y el capitalismo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial parecían establecer una etapa de mayor armonía, después de una conflagración que mató a 53 millones de seres humanos. Sin embargo, la guerra ha seguido produciendo millones de muertos, sobre todo en países donde la desigualdad y la pobreza son un azote más grande que las cargas de las hordas de Atila.

En todos los casos, detrás de cada conflicto desarmado o armado están las sombras de la desigualdad, de la falta de inclusión social, religiosa u económica. Desde Palestina hasta Pakistán, desde Ucrania a América Central, es claro que los que cortan la mortadela promueven la guerra, pero no solucionan las raíces de los conflictos que son la reacción extrema y violenta hacia situaciones sin salida.

También puedes leer: OPINIÓN | Fermín Silva: Impacto laboral post pandemia

No puedes vivir en una casita de cartón y sentir que el sistema es justo. La precariedad económica es el mejor fósforo para la gasolina de la rebelión, que ha estallado en conflictos sociales aquí y en todo el mundo. Esto es porque el mercado ha sido concebido como el dominio de los 72 ricos que tienen la mitad de la plata del mundo, o, los modestos millonarios peruanos que han incorporado el mercado a una de sus muchas propiedades privadas. Un mercado que no incluye a 80% de informales, precarios entre los precarios. Un mercado sin capacidad de darte una estabilidad y continuidad en el empleo.

Después de la Pandemia no ha vuelto el orden anterior, hay un desorden general porque los de abajo no quieren vivir como antes. Eso se repite en todo el mundo. Por eso a los precarios ya no les gusta este funcionamiento del mercado, egoísta y cerrado para los 17 mil dueños del Perú.

Más información: