OPINIÓN | Julio Schiappa Pietra: no portarse como los vikingos

En el Perú de hoy hay un pasivo ambiental, una tala de bosques y un uso irracional del agua del mar y los ríos, que nos lleva al desastre.
22 Mayo, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/05/Vikingos.jpg

Los Vikingos, altos, colorados y feroces, fueron un grupo de audaces guerreros que expandieron su influencia por Europa y hasta fundaron una colonia llamada Vinlandia en la costa norte de América. El secreto de sus éxitos fueron sus naves livianas que les permitían navegar a gran velocidad y sus tácticas de comando que les permitían avasallar a sus rivales con el uso del terror y la velocidad. Las razones del éxito y el fracaso de los Vikingos nos dejan lecciones muy pertinentes para el Perú de hoy.

La primera expedición de los vikingos fue al norte de Inglaterra en el año 730 de nuestra era. a un solitario convento adonde pasaron por las armas a casi todos los monjes. Allí descubrieron que las iglesias y monasterios tenían numerosos tesoros y casi ninguna defensa militar. Con gran sentido de la oportunidad, sus naves luego empezaron el asalto a ciudades llegando por el Rin hasta pocos kilómetros de París. Por el Volga sus naves incursionaron en numerosas ciudades de Rusia obteniendo grandes botines. Si bien no era un imperio con estado, si eran una red social y militar con gran presencia en muchos países.

Los Vikingos crearon colonias en los lugares en que pudieron tener tierras para asentamientos agrícolas y bases para sus operaciones navales. Vinlandia, en el norte de América fue adonde les fue peor, solo estuvieron allí 10 años. La multitud de tribus indígenas guerreando contra ellos, hicieron imposible consolidar un asentamiento.

Sin embargo en otros puntos de Europa sí consolidaron una presencia estable durante varios siglos. En Normandía,  Francia, se integraron con la población local. Su absoluta capacidad de mudarse de un territorio a otro y su mimetismo con las culturas era grande. No tuvieron reparos en casarse con mujeres de otras naciones y terminaron aceptando al cristianismo como medio para consolidar una identidad común con Europa.

El gran problema de los Vikingos fueron los desastres ecológicos que su presencia generó en varios países adonde sus vacas, cerdos y cabras devastaron bosques, empobrecieron tierras. Groenlandia terminó convertida en un desierto porque su tierra volcánica no resistió la presencia de masivos rebaños y colonias con algunos miles de pobladores de barba colorada. El problema se repitió en Islandia y otros asentamientos, en el siglo XIII empezaron su extinción.

En el Perú de hoy hay un pasivo ambiental, una tala de bosques y un uso irracional del agua del mar y los ríos, que nos lleva al desastre si no revertimos nuestra conducta destructiva de la naturaleza. Los vikingos, desarrollaron un control territorial y comercial impresionante, tuvieron gran éxito económico pero sus políticas ambientales y ecológicas los llevaron a desaparecer. Los colapsos no son sólo económicos y políticos, pueden ser hecatombes ambientales como la que se nos viene si no protegemos la naturaleza. Aprendamos de los vikingos.