OPINIÓN | Julio Schiappa: “Injusticias que claman al cielo”

"El Ministerio de Trabajo debe ser drásticamente reestructurado para terminar con la política del embudo contraria al bienestar de los trabajadores que reina allí".
31 Marzo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/03/Schiappa-injusticias-empleo.jpg

Injusticias que claman al cielo, son muchas hoy, enumero algunas para que repasemos en Semana Santa los pecados sociales que marcan la vida en el Perú.



Un primer caso es la conspiración en marcha llevada adelante por SERVIR y la alta burocracia del Ministerio de Trabajo contra los trabajadores CAS. Su despido en masa ha comenzado pese a que el Congreso aprobó la Ley 31311 estableciendo la estabilidad laboral para todos estos servidores del Estado. La purga cruel empezó en febrero, cuando no se renovaron contratos CAS a 40 Servidores. Todos padres o madres de familia, varios únicos sustentos de sus hogares. Ahora quieren quitarle el trabajo a 30 más, redondeando la cifra a 70. Lo irónico de este atropello es que todos son trabajadores de los programas “Impulsa Perú” y “Jóvenes Productivos”. Echan del trabajo a los encargados de generar trabajo desde el Estado en plena ola de desocupación por la pandemia. Uniendo a la crueldad la vesanía, todos los implicados fueron advertidos que con la nueva ley del Congreso nadie iba a ser despedido, mensaje reiterado 2 veces. Hasta que llegó la negativa de Pedro y se sabe que los 30 condenados tienen sendas cartas de despido.

El Ministerio de Trabajo es desde hace varios años un vergonzoso feudo empresarial donde las centrales sindicales y los trabajadores no tienen ninguna posibilidad de defensa por la complicidad de los funcionarios con las grandes empresas, y los dirigentes claudicantes que los gremios laborales han puesto a cargo de las esferas de representación en ese sector del Estado. Nunca se cumplió mejor la frase “es más fácil que un camello pase por el cabezal de una aguja que un rico entre al reino de los cielos”. Aquí no pasan los sindicalistas y los trabajadores que hace año son víctimas de bullying en el Consejo Nacional del Trabajo, en los tribunales laborales o despedidos sin misericordia con la “suspensión perfecta de labores” ejercida por varias empresas que han cobrado millones al Estado con Reactiva Perú. El Estado te da la mano y tú se la cortas a tus trabajadores, que se quedan sin trabajo. Injusticias que claman al cielo.


Esta operación de despido ilustra lo que viene ocurriendo en todo el Estado: los burócratas acomodan sus centros de influencia a la espera de presentar situaciones de hecho cuando asuma el próximo gobierno. Es así que la fusión de los dos programas de empleo “Impulsa Perú” y “Jóvenes Productivos” es el pretexto utilizado por la burocracia de SERVIR y las autoridades del Ministerio de Trabajo, para poner en la calle a personas que laboran hace 9,6, 4 y 3 años.

El Ministerio de Trabajo debe ser drásticamente reestructurado para terminar con la política del embudo contraria al bienestar de los trabajadores que reina allí. Y SERVIR nació malogrado durante el segundo gobierno aprista, perdiendo rápidamente legitimidad. Hoy reúne una planta de gerentes públicos que no han servido para cambiar la administración del Estado y goza de un privilegio extraordinario: no respeta las decisiones judiciales y no rinde cuentas a nadie de sus resultados de gestión.

Es hora de que se respete la ley que prohíbe el despido de los trabajadores CAS, así no estén de acuerdo los burócratas de alto vuelo del ministerio que debe defender a los trabajadores.

  Más de Julio Schiappa:

OPINIÓN | Julio Schiappa: “¡Mamita, el populismo!”

OPINIÓN | Julio Schiappa: “Historia inédita de AP y FBT”

OPINIÓN | Julio Schiappa: “Guerra electoral y nueva ciudadanía”