OPINIÓN | Julio Schiappa: “Guerra electoral y nueva ciudadanía”

"En el Perú, está claro que abril 11 es solo un trecho del sendero, que no lo resuelve una nueva Constitución por sí sola".
10 Marzo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/03/Schiappa-Guerra-electoral-y-nueva-ciudadania.jpg

Todos los escenarios en el Perú actual llevan a una crisis de nivel superior que la que venimos soportando por 5 años. La polarización nacida del odio, mal gobierno y corrupción, no es solo ideológica. Es casi similar a dos ejércitos en batalla, como si no existiera la política, la negociación y el entendimiento para ponerse de acuerdo. U objetivos nacionales suficientes como para subordinar a todos en un solo frente.


Cómo en la Guerra con Chile, la Cuasi Guerra Civil del 30, la Guerra Antiterrorista, el descuido de las mayorías, el empirismo del estado y la falta de tolerancia nos pueden llevar a rutas de conmoción y decadencia.

Sí hay una oposición de valores y de tipo cultural entre conservadores, progresistas y liberales de centro y la izquierda, lo cual es un clásico en todo el mundo. El problema está en que las posturas empiezan a constituir relaciones de odio al otro, prejuicio que impide razonar y un radicalismo casi religioso, en tal forma que vuelve anatema el argumento contrario.


Usualmente, las polarizaciones tienen solución en el marco de instituciones, de partidos, de proceso reconstituyentes para mejorar el gobierno y el Estado. Pero en un escenario de política sin partidos, la elección se polariza por la izquierda al populismo y por la derecha a un populismo conservador. Pero los dos líderes de la contienda representan formas novedosas de lo mismo: ni el Opus Dei, ni AP, representan lo nuevo, sus candidatos sí.

Cuando la polarización se vuelve cultural, es un conflicto como el de ejércitos enfrentados que no se dan tregua, es una guerra entre Atila y Gengis Khan. Cuando el conflicto incluye estructuras partidarias, es un choque y negociación calibrada por intereses políticos, una guerra de posicionamientos con poca sangre.

En el Perú, está claro que abril 11 es solo un trecho del sendero, que no lo resuelve una nueva Constitución por sí sola. Nos faltará aún caminar varios años para crear una cultura de entendimiento y una ciudadanía de la nueva era.

También puedes leer: OPINIÓN | Julio Schiappa: “Lengua política e ironías”

También puedes leer: OPINIÓN | Julio Schiappa: “Lagartos sin mensaje”

También puedes leer: OPINIÓN | Julio Schiappa: “Bicentenario con dos pedazos”