OPINIÓN | Julio Schiappa: “Antivacunas: enemigos públicos”

"Organización que las redes sociales han dinamitado, facilitando el enlace de millones de personas al margen del Estado y de toda regulación".
7 Julio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/Schiappa-antivacunas.jpg

En medio de la crisis de la pandemia, un 48 por ciento de los peruanos no quiere vacunarse, algo que ha sido estimulado por absurdas declaraciones de las autoridades del país que dicen que la vacuna es “voluntaria”. Se aduce que esto es democrático y un ejercicio de la libertad como lo fija la Constitución del 93. Absurdo.


Con ese criterio, seguirían progresando – sin límite alguno – la viruela, el sarampión, la polio, que han causado la muerte de millones de personas en todo el mundo, hasta que fueron controladas gracias a las vacunas. Tu decisión de no vacunarte mata a muchos más, porque el virus no se queda en tu cuerpo, sino que se disemina, de los portadores a los vulnerables, con la rapidez de un cohete. No tienes derecho de matar a otros con tus decisiones.

Yo creo, por eso, que la vacunación tiene que ser obligatoria y quien no se vacuna es un homicida en potencia, que debe ser juzgado e ir a la cárcel.


Los antivacunas peruanos son víctimas de una campaña en redes sociales, que crean poderosas corrientes de opinión en cuestión de horas. Para bien en noviembre 2020, cuando miles de jóvenes salieron a echar a los golpistas parlamentarios del poder. Para mal cuando, impulsados por obra de medios conservadores, grupos religiosos extremistas y comunicadores que explotan el pánico, la antivacunación se impone como narrativa anticientífica, negacionista y conspirativa. Este fenómeno es parte del mismo proceso que ha creado la crisis en EE.UU. Un proyecto de dictadura perfecta, adonde el receptor se vuelve un esclavo del caudillo digital.

Los estados y gobiernos han nacido para regular el uso del poder y la violencia, con el fin de que los seres humanos no se maten los unos a los otros. Eso implica el uso de la fuerza de manera racional para controlar conductas violentas. El ABC de toda organización estatal y constitucional. Organización que las redes sociales han dinamitado, facilitando el enlace de millones de personas al margen del Estado y de toda regulación. Mas aún, poniendo a las masas ciudadanas en contra del poder, la razón y la ciencia. Es hora de decir basta, no tiene nada de democrático que los 300 mil antivacunas que no han ido a recibir su segunda dosis, se vuelvan una multitud que mantenga el contagio entre los peruanos.

  Más de Julio Schiappa:

OPINIÓN | Julio Schiappa: “La nueva anormalidad”

OPINIÓN | Julio Schiappa: “Sushi y papa huancaína”

OPINIÓN | Julio Schiappa: “De Harvard a Tacabamba”