OPINIÓN | Jorge Tineo Rendon: Lyle Mays (1953-2020) un pianista cerebral y reflexivo

17 Febrero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/02/Lyle-Mays-pianista-cerebral-y-reflexivo.jpg

De aspecto lánguido, casi fantasmal, Lyle Mays se ubicaba detrás de su arsenal de pianos y teclados para construir paisajes calmos y sinuosas progresiones combinando música clásica, bebop, fusión y bossa nova, soporte ideal para las innovadoras ideas musicales y arrebatos virtuosos de Pat Metheny (65), icónico guitarrista de jazz contemporáneo, subgénero electroacústico surgido a finales de los setenta tras la tormenta eléctrica dejada por Miles Davis, John McLaughlin, Return To Forever, Weather Report y otros representantes del jazz-rock.

Mays fue pianista y arreglista del grupo de Pat Metheny desde los 22 años. El guitarrista, quien está actualmente en una gira que lo traerá a Lima, por primera vez, el 23 de marzo, enfrenta la pérdida de su gran amigo con entereza. “Lyle fue uno de los mejores músicos que he conocido en mi vida. Lo extrañaré con todo mi corazón”, escribió en Facebook, tras su fallecimiento, el lunes 10 de febrero, a los 66.

Su toque cerebral y reflexivo, heredero de clásicos del instrumento como Bill Evans y Herbie Hancock, fue la columna vertebral del sonido de The Pat Metheny Group desde su aparición con aquel alucinante álbum epónimo de 1978. Previamente, Mays colaboró con Pat en su segundo disco, Watercolors (1977), iniciando así una asociación musical y compositiva que produciría trabajos jazzísticos de brillante excelencia durante las siguientes tres décadas y media.

Esa fineza interpretativa se siente en toda su discografía. Desde las largas y complejas improvisaciones de The way up (2005), el último que grabó con Metheny, hasta las melodiosas composiciones tradicionalistas de Fictionary (1993), una de sus cinco producciones solistas. En medio, discos imprescindibles como First circle (1984), Letter from home (1989), el concierto The road to you (1993), Speaking of now (2002), entre otros, que dan cuenta de su expresivo temperamento tanto en pianos acústicos como en sintetizadores Oberheim y Korg, sus favoritos. En 1981 el dúo Metheny/Mays publicó As Falls Wichita, so falls Wichita Falls, donde destaca su composición September fifteenth, dedicada a su admirado Bill Evans, fallecido el 15 de septiembre de 1980.

Aunque alejado de la extenuante vida de conciertos y grabaciones, Mays nunca abandonó la música, que combinaba con la docencia y la ciencia. En el 2011 participó en un homenaje al Nobel de Física 1965, Richard Feynman, organizado por la plataforma educativa TEDx. En aquella ocasión, Mays y su banda ofrecieron un recital de veinte minutos relacionando algoritmos musicales con las ecuaciones físicas y matemáticas de Feynman, a través de improvisaciones y proyecciones en video.