OPINIÓN | Jorge Tineo Rendon: “3 de febrero: el día que la música murió”

3 Febrero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/02/ROK.jpg

Los accidentes aéreos son eventos trágicos y noticiosos muy impactantes por las causas del siniestro, la cantidad de pasajeros fallecidos y la envergadura de la aeronave caída. Pero cuando entre los pasajeros hay personajes famosos, la noticia es aún más estremecedora, como lo ocurrido recientemente con la estrella del baloncesto Kobe Bryant (41). ¿Se imaginan si, en un vuelo interno en Estados Unidos, fallecieran juntos Ed Sheeran y Bruno Mars?

Algo así sucedió un día como hoy, hace 61 años, con dos superestrellas de un naciente género musical, llamado rock and roll, que perdieron la vida trágicamente la madrugada del 3 de febrero de 1959, en un vuelo que salió de Iowa a Minnesota, en el Medio Oeste norteamericano.

El suceso pasó a la historia de la aviación y del espectáculo como “El día que la música murió” y es, hasta ahora, recordado por los historiadores de la música pues involucró a dos jóvenes artistas pioneros del rock que, por azar del destino, subieron a aquel avión para cumplir unos contratos pactados con anterioridad, sin imaginar que las condiciones meteorológicas ocasionarían este lamentable final.

Buddy Holly (Charles Hardin Holley, 1936), compositor, productor, cantante y guitarrista, es considerado uno de los padres del rock and roll. Con sus característicos lentes de grueso marco negro y armado de su Fender Stratocaster, Holly se hizo famoso como líder del cuarteto The Crickets, con quienes había grabado tres álbumes entre 1957 y 1959, que incluían éxitos como ‘That’ll be the day’ y ‘Words of love’, esta última grabada posteriormente por The Beatles.

Por su parte, Ritchie Valens (Richard Valenzuela, 1941) era un joven cantante y guitarrista que estaba, literalmente, abriéndose camino a paso raudo pero a la vez difícil, dada su condición de chicano, hijo de inmigrantes mexicanos. Superó los primeros momentos de discriminación gracias a su talento y determinación, alcanzando el éxito en 1958 con temas como su adaptación del clásico mexicano ‘La bamba’ y composiciones propias como ‘Come on let’s go’ y ‘Donna’. Su vida y breve carrera quedaron plasmadas en la película La bamba (Luis Valdez, 1987), lo cual aumentó su popularidad y lo presentó a una generación nueva de amantes de la buena música.

Buddy Holly y Ritchie Valens, de 22 y 17 años, respectivamente, estaban de gira por los Estados Unidos, que servía de presentación para el nuevo cuarteto de Holly. Como el clima estaba muy agitado, el vuelo estuvo a punto de cancelarse pero Buddy insistió en adelantar camino. Actualmente, ambos tendrían 83 y 78 años.