OPINIÓN | Jorge Solís: “Reactiva Perú del macaneo a la realidad ¿y qué de las microempresas?”

¿Qué va a pasar con los 6.6 millones de microempresas que no han sido atendidas?
11 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Reactiva-Perú-del-macaneo-a-la-realidad-y-qué-de-las-microempresas.jpg

Según el último reporte del BCRP, del 30 de junio al 8 de setiembre se han colocado S/ 24,666 millones de la II FASE de REACTIVA PERÚ, habiéndose beneficiado a 429,731 microempresas y pequeñas empresas que representan el 98% del total de empresas destinatarias, las mismas que han recibido S/5,670 millones, monto que resulta ínfimo frente a los S/19,001 millones en favor de las empresas más grandes. El mayor monto entregado ha sido en el tramo de S/701 mil hasta S/7.5 millones; sin embargo, tanto la ministra de Economía como el titular del BCRP y el propio presidente Martín Vizcarra, se han vuelto expertos en recrear los números, tal es así que, en la forma que las presentan, crean la ilusión de que los ganadores son los de la base de la pirámide; esto no es más que malabarismo económico; ahora bien, veamos las cosas a través del cristal de la realidad.



Regulatoriamente para el sistema financiero microempresa, es la unidad económica con crédito no mayor de S/20,000. Este segmento solo ha recibido el 0.4 % de los recursos asignados y si le sumamos el 0.6% recibidos en la I FASE, apenas alcanza al 1%; en términos absolutos no más de 600 millones; a despecho que el 96.2 del universo de empresas en el Perú, son microempresas y generan el 60% de la PEA.

La lógica del programa, según el gobierno, era sostener la cadena de pagos y como fin superior preservar el empleo, dotándole de liquidez a las empresas para cumplir con sus obligaciones y consecuentemente el desplome de la economía; la pregunta es ¿qué va a pasar con los 6.6 millones de microempresas que no han sido atendidas? Simple, el resultado de la ecuación es descomunal; desempleo, hambre y miseria de millones de peruanos, lo que se traduce en incremento de los niveles de pobreza por lo menos en 12%; sencillamente es desandar lo recorrido en los últimos 30 años; entonces, podemos afirmar sin eufemismos, que la estrategia económica reactivadora del gobierno ha fracasado.


El problema es visión país y de concepción económica, cuando el señor Julio Velarde sostiene que los recursos se han asignado a cada segmento, en función a su contribución al PBI; visión macro del espejismo en azul, cuando en términos de bienestar de la población estamos secularmente en rojo.