OPINIÓN | Javier Zúñiga: “Situación del empleo a la luz del Covid-19”

"Expertos en legislación laboral han expresado que la suspensión perfecta de labores es una buena estrategia para preservar los puestos laborales".
27 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/trabajadoras-textiles-pandemia.png

A finales del 2019, el nivel de desempleo era de 6.1%; porcentaje que se ha incrementado en los últimos meses, por el coronavirus. En la actualidad, entre marzo y mayo, el desempleo fue de 13.1% de la PEA, convirtiéndose en el máximo histórico de las últimas dos décadas.



El aislamiento social y la paralización de una importante parte de la actividad económica del país, a causa de la pandemia, han originado la pérdida de prácticamente la mitad del empleo en Lima Metropolitana.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) informó que, en el trimestre móvil marzo-abril-mayo del 2020, 2.55 millones de personas tienen trabajo; sin embargo, este resultado también muestra una reducción de la masa laboral activa (-47.6%), respecto al mismo período en el 2019.


Es así que, de las personas en edad de trabajar (7.89 millones), la población ocupada representa el 86.9%, mientras que la población desocupada (desempleados) el 13.1%. A mayo, la PEA se redujo -43.8% y la No PEA; es decir, las personas que no tienen empleo, se incrementó en 92.9%.

La pandemia del Covid-19 ha llevado a que muchos negocios cierren sus puertas y, como consecuencia de ello, prescindir de gran parte de sus trabajadores.

Al 31 de mayo, existen 28,178 empresas que solicitan acogerse a la suspensión perfecta de labores, situación que permite a sus trabajadores mantener su puesto laboral sin recibir remuneración ni prestaciones.

Como lo indicó el Viceministro de Trabajo, Juan Carlos Requejo, estas solicitudes engloban a 271,490 trabajadores, correspondiendo en su mayoría a Lima Metropolitana.

Expertos en legislación laboral han expresado que la suspensión perfecta de labores es una buena estrategia para preservar los puestos laborales. Los trabajadores que están bajo suspensión perfecta sufrirían la pérdida de beneficios como el pago de gratificaciones y CTS, al igual que el pago
de los seguros de las AFP.

El pago de las gratificaciones, por ejemplo, solo se realiza si el trabajador ha laborado efectivamente en la primera quincena de julio. Mientras que, en el caso de las AFP, el trabajador perdería el derecho de los seguros de invalidez, sobrevivencia y sepelio.

Finalmente, es necesario que la reactivación económica se efectúe con la mayor rapidez; para ello se requiere el trabajo conjunto del Estado, los empresarios y trabajadores, para aplicar los protocolos de sanidad en forma inmediata y eficiente.