OPINIÓN | Javier Zúñiga: “Las Mypes en el Perú luego del coronavirus”

En el trimestre de abril-mayo-junio, según el INEI, más de 2.1 millones de empleos se perdieron en las Mypes, en aquellas empresas que cuentan con 1 a 50 trabajadores.
25 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/trabajo-de-madera.png

Las micro y pequeñas empresas (Mypes), son el motor de la economía peruana. Con el coronavirus se han opacado completamente. La oferta y demanda interna se han visto fuertemente afectadas por la pandemia, repercutiendo en el empleo y en los bolsillos de las familias peruanas.



En un contexto en el cual la producción nacional disminuyó en marzo en -16.26%, abril -40.49% y en mayo -32.75%, el crecimiento de nuestra economía para el 2020 arrojaría un resultado de alrededor de un -12%.

En el 2018, el Instituto Nacional de Estadística e Informática, identificó 2’393,033 millones de empresas a nivel nacional, de las cuales 2’370,866 son Mypes; esto quiere decir que el 99% de las empresas peruanas son Mypes.


Se estima que alrededor  del 50% de nuestro aparato empresarial son empresas informales. A la fecha, el nivel de desempleo ascendió a 16.3% de la población económicamente activa y, lamentablemente, esta situación es originada por la pérdida de empleo en las Mypes.

En el trimestre de abril-mayo-junio, según el INEI, más de 2.1 millones de empleos se perdieron en las Mypes, en aquellas empresas que cuentan con 1 a 50 trabajadores.

El presente gobierno ha intentado crear programas de financiamiento, pero ellos no han dado los resultados esperados. La primera fase de Reactiva Perú no cumplió con su objetivo principal que es otorgarle financiamiento a las Mypes.

En la primera fase el 74% del financiamiento fue para la gran empresa, 21% para la pequeña empresa, 4% para la mediana empresa y 1% a la microempresa.

Este programa ayudó a 232,800 Mypes, pero esta cifra representa solo el 9.8% de las Mypes a nivel nacional, sin considerar a la gran masa informal. Es conveniente indicar que se pudo haber planificado desde el principio, conociendo la naturaleza de estas empresas, en contraste con la mediana y grande empresa.

Se debe priorizar la mayor distribución del Fondo de Apoyo Empresarial (FAEMype) a las cajas y financieras, en la segunda fase de Reactiva. La coyuntura actual puede generar nuevas oportunidades de negocio que muchos emprendedores están utilizando para reactivar la economía.

Esta situación es una oportunidad única para que el Estado formalice tanto a emprendedores independientes como a Mypes informales. Generar incentivos, beneficios y facilidades para los negocios a cambio de su formalización, reduciría drásticamente la naturaleza informal de nuestro país.