OPINIÓN | Javier Zúñiga: La confianza del consumidor en su peor momento

El índice, acerca de la confianza del consumidor en Lima Metropolitana elaborado por Apoyo Consultoría e Ipsos, para el mes de junio se encuentra en su peor nivel
2 Julio, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/07/confianza-del-consumidor-exitosa.jpg

El índice, acerca de la confianza del consumidor en Lima Metropolitana elaborado por Apoyo Consultoría e Ipsos, para el mes de junio se encuentra en su peor nivel de los últimos 18 años. La confianza del consumidor está en 32 puntos, el nivel más bajo desde el 2004. Las razones de este deterioro se deben a la disminución del empleo, el incremento en el costo de vida de las familias y la falta de respuesta por parte del gobierno de turno.

El informe de mercado laboral elaborado por el INEI muestra que en el trimestre de marzo-abrilmayo del 2022, la población ocupada de Lima Metropolitana representa el 92.8% de la población económicamente activa (PEA), cifra que se acerca a la observada en el mismo trimestre del año 2019.

De los 5.1 millones de personas trabajando en el trimestre marzo-abril-mayo del 2022, el 55.3% se encuentra en la categoría de adecuadamente empleados, el resto están subempleados. La inflación es un factor que agrava el consumo personal y familiar en el país. La inflación interanual se ubica por encima del 8.0%; con la probabilidad de que culmine en el 2022 en una cifra que esté alrededor del 10.0%.

Quizás te interese leer | Fiscal de la Nación, Patricia Benavides, asegura que continuará con la investigación contra Castillo

Este aumento de los precios ha elevado el costo de vida de las familias, el cual se intensifica aún más si se considera que las personas están percibiendo menores ingresos. A fin de combatir la alta inflación, el gobierno de turno ha venido realizando una serie de medidas que pretendían ser la solución al panorama inflacionario actual, lo cual no ha sido así. La inclusión del gas doméstico en el fondo de estabilización de precios de los combustibles y la exoneración del IGV a ciertos productos de la canasta básica familiar, por citar algunos ejemplos, no han tenido el efecto deseado y en el caso del precio del gas doméstico fue de cortísimo plazo.

Estas medidas han demostrado ser un fracaso, pero entre ellas, el incremento de la remuneración mínima vital (RMV) ha venido a ser una amenaza para la supervivencia de las micro y pequeñas empresas, las cuales están buscando la forma de sostener un gasto mayor en un momento donde sus ingresos no lo pueden afrontar.

En el contexto actual, la medida para enfrentar la inflación debe estar enfocada en la población pobre, con el fin de salvaguardar su integridad. Pero también deben realizarse políticas de apoyo al sector empresarial con el fin de dinamizar el mercado laboral y el crecimiento económico del país.

Síguenos en redes sociales