OPINIÓN | Javier Zúñiga: “El Perú se encuentra en recesión económica”

"Es importante que el empresariado continúe con sus actividades, pero es necesaria la generación de más empleos".
22 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/ciudad-de-Lima.png

Se entiende como recesión económica, cuando se produce una disminución del Producto Bruto Interno (PBI), convirtiéndose en negativo por dos trimestres consecutivos.



Generalmente, va acompañada del aumento del desempleo y una baja inflación que podría ser negativa. El coronavirus ha generado una recesión económica en toda Latinoamérica.

El Perú, a pesar de sus sólidos fundamentos macroeconómicos y como consecuencia de los resultados negativos de su PBI, por cuatro meses consecutivos, ha entrado en una recesión económica.


El último reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), indica que el PBI del mes de junio fue de -18.06%. Esta disminución de la producción nacional es menor que la observada en mayo de -32.72%, por ello se consideraría la posibilidad de que en el mes de julio el resultado del PBI sea positivo, dándose inicio a la reactivación económica.

Algunos consideran que nuestro país no se encuentra en recesión; sin embargo, los datos confirman lo contrario. La tasa de desempleo actual se sitúa en 16.4%, representando unas 574 mil personas que buscan activamente empleo, cuando habitualmente era de alrededor de un 6.5% y una de las más bajas de Latinoamérica; mientras que la inflación del mes de julio fue de 0.61%.

El Perú actualmente mantiene cifras macroeconómicas saludables. Las reservas internacionales netas (RIN) peruanas, son las terceras más altas en América Latina (USD 74,336 millones).

Estas permitirían atraer a la inversión extranjera, siempre y cuando nos encontremos en un entorno social y político estable. El Perú tiene un gran potencial para salir de esta recesión, lo que se necesita es dinamizar la oferta y la demanda interna.

A inicios de la pandemia, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), señaló que se realizaría un gasto del 12% del PBI peruano para contrarrestar los efectos del COVID-19.

A esto se le suman los S/ 60,000 millones en garantías para el programa Reactiva Perú; sin embargo, la reactivación de la economía no solo es tarea del Gobierno, sino también del sector empresarial y de los ciudadanos.

Es importante que el empresariado continúe con sus actividades, pero es necesaria la generación de más empleos. Un mayor consumo interno, la mejora del entorno empresarial y políticas económicas que beneficien a todos los ciudadanos peruanos permitirán salir rápidamente de la recesión económica en la que nos encontramos.