OPINIÓN | Javier Zúñiga: El Covid-19 y su impacto en los restaurantes

"Desde la puesta en marcha de la inmovilización social obligatoria en marzo, el subsector de restaurantes se ha visto fuertemente golpeado".
23 Mayo, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/05/restaurantes.jpg

En la primera fase del plan de reactivación económica se incluyó la reactivación de empresas del sector servicios y turismo, donde se encuentran los restaurantes.

Desde la puesta en marcha de la inmovilización social obligatoria en marzo, el subsector de restaurantes se ha visto fuertemente golpeado. Con esta nueva apertura y las nuevas disposiciones del Estado, se espera que los restaurantes puedan iniciar sus actividades de forma segura.

En febrero, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) registró un incremento de 4.94% en el subsector de restaurantes, favorecido por el buen desempeño de sus cuatro componentes: el suministro de comidas por encargo, o catering (23.52%), otras actividades de servicios de comidas (13.56%), actividades de servicio de bebidas (8.88%) y el grupo de restaurantes (3.05%).

El impacto del Covid-19 ha generado un fuerte retroceso en el desempeño de los restaurantes. Así, en marzo se registró una disminución de 42.40% en lo que respecta al subsector de restaurantes, ocasionando una contracción del sector alojamiento y restaurantes de 42.35%.

A través de la Resolución Directoral N°00002- 2020 Produce, el requisito de ventas anuales de 75 UIT se redujo a 50 UIT (mínimo), unos S/ 215,000 anuales o S/ 17,916 mensuales.

Esta disposición complementaria permitirá que 3,040 empresas de este rubro puedan incorporarse al plan de reactivación económica. Las medidas contemplan la política de “cero contacto” que prohíbe el consumo y pedidos de alimentos de forma presencial.

Estas disposiciones estarían generando que más restaurantes ofrezcan a los clientes los servicios de pago virtual y el reparto a domicilio (delivery). Al estar prohibida la asistencia presencial de los comensales a los establecimientos de comida, el servicio de delivery podría verse saturado; situación en la que los aplicativos móviles que prestan este tipo de servicio ayudarán a que estas empresas puedan contar con este sistema de despacho.

Las políticas de Produce solo permiten el reparto a domicilio con movilidad propia, con el objetivo de que la empresa asegure el cumplimiento de los protocolos de seguridad establecidos por el ministerio.

Una desventaja que se observa en estas disposiciones es el recojo presencial de los productos; la alta aglomeración de personas al momento del retiro de alimentos generará un mayor riesgo de contagio por Covid-19.