OPINIÓN | Javier Zúñiga: Deterioro de la economía peruana

No te pierdas la columna de Javier Zúñiga, economista.
1 Octubre, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/10/Exitosa-Noticias-Economia-Peruana-Javier-Zuniga.jpg

El mes pasado, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) redujo su proyección de crecimiento económico para el 2022. Este hecho no solo muestra que la economía peruana actual se encuentra ralentizada, sino que al analizar los principales indicadores económicos se observa un deterioro que afectará su desempeño hasta el 2023.

El BCRP redujo sus expectativas de crecimiento económico de 3.1% a 3.0%, debido a la menor producción de actividades primarias, principalmente la minería. No obstante, instituciones internacionales prevén un crecimiento mucho menor que el esperado por nuestro banco central, como es el caso de LatinFocus y el Fondo Monetario Internacional (FMI), los cuales consideran que la economía peruana crecerá 2.7% y 2.8%, respectivamente.

Una de las causas del deterioro del PBI estaría directamente relacionada con el desempeño de la inversión privada. En un entorno nada amigable para las inversiones, el BCRP estima que el crecimiento de la inversión privada sea nulo; es decir, el mismo nivel observado en el 2021 se observará en el 2022.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: OPINIÓN | Javier Zúñiga: Efectos de la política monetaria peruana sobre los créditos

En el ámbito público, si bien la inversión de los gobiernos central, regional y local se mantendría en un crecimiento de 2.1%, esta no dinamiza la economía nacional. Adicionalmente, la creación de empleo en esta clase de inversión es temporal, mientras que en la inversión privada crea empleos más estables.

Es conveniente indicar, que la elevada inflación también será un problema que tardará en regularizarse. El presidente del BCRP, ha expresado que la inflación se acercaría al 3% a fines del año 2023. De acuerdo a la política monetaria del país, una inflación saludable para el Perú se encuentra entre 1% y 3%. Se conoce el trabajo del BCRP para reducir la inflación del país; sin embargo, las políticas populistas de inyección de dinero, además del contexto internacional, estarían mitigando dicho objetivo.

Actualmente, debido a estos factores que deterioran el crecimiento económico del país, el PBI del Perú se encuentra por debajo de su nivel potencial, situación que podría prolongarse al 2023 si se observa una menor actividad de los sectores no primarios, como lo prevé el BCRP. Para que la economía peruana vuelva a un rumbo de crecimiento económico saludable, el gobierno de turno deberá ejecutar políticas económicas que no afecten el trabajo del banco central, en su misión de mantener la estabilidad monetaria del país.

MÁS NOTICIAS EN EXITOSA: