OPINIÓN | Jaime O. Salomón: “Pasado y presente”

"Hoy, 200 años después, gran parte de los peruanos siguen en las mismas, no cuentan con un sistema de agua y desagüe apropiados".
1 Noviembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/11/Jaime-salomon-Pasado-y-presente.jpg

He tenido la oportunidad de caminar nuestro país. En ese andar he corroborado que el Estado no cumple su labor; las personas deben tener las mismas oportunidades para vivir apropiadamente y tener libre movilidad.



La falta de personas con conocimiento de la realidad de cada región de nuestro gran país, así como de planificación y orden, son parte de los grandes problemas del Estado.

Es importante recordar a las autoridades locales (alcaldes distritales, provinciales y gobernadores regionales) que debieran trabajar por el bienestar de la población que votó por ellos, haciendo buen uso de los fondos que tienen año a año, privilegiando la inversión antes que el gasto. De acuerdo con la Ley de Descentralización de inicios del siglo XXI ellos son los responsables inmediatos sobre lo que pasa en sus regiones. Lamentablemente a falta del perfeccionamiento de la referida Ley, y demás relacionadas, hasta hoy persiste el divorcio entre los “gobiernos regionales” y el “gobierno central”.


Ejemplo son Ica y Pisco, que aún evidencian el desastre después del terremoto de hace más de una década. Ejemplo es el norte peruano.

Recordemos el 8 de setiembre de 1820 cuando el General San Martín desembarcó en la bahía de Paracas, y al habilitar su campamento no tenía agua ni desagüe. Hoy, 200 años después, gran parte de los peruanos siguen en las mismas, no cuentan con un sistema de agua y desagüe apropiados. A ellos no llega el desarrollo.

Mientras el Estado no sea reestructurado para ser ágil y eficiente, seguirá generando “puertas giratorias” que terminan “botando” los recursos de todos los peruanos. Seguirá siendo un Estado ineficiente, fallido.

El Perú es un país agrícola, desde nuestros ancestros. Es utópico entonces, que a la fecha no se haga mucho por ello; como, por ejemplo, la semilla de soya que utilizan en Argentina (segundo productor de soya en el mundo) provino de nuestro país, donde se dejó de cultivar por politiquería de gobiernos pasados, quienes fomentaban cultivos que ellos consideraban “de moda”. O como, por ejemplo, las diversas cadenas productivas en la sierra, selva y costa peruanas, que después de tener éxito fueron descontinuadas por el impacto de las decisiones políticas de los gobiernos.

Como, por ejemplo, el caso de varios congresistas relacionados a universidades que, perjudicando directamente al futuro nacional: los alumnos; pretenden tener “control manual” sobre la política de Estado en educación, que lleva seis años.

Con conocimientos obsoletos no avanzará el país.

Trabajemos juntos por un mejor Perú.