Opinión I Miguel Humberto Aguirre: “Cuanto nos queda herencia”

27 Mayo, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/05/Opinión-Miguel-Humberto-Aguirre-Cuando-nos-queda-herencia.jpeg

La mayoría, incluidos niños, jóvenes, mayores, ya está cansada de enclaustramiento. Las manifestaciones están representadas en diferentes formas. Desde el que pega un grito, ¡estoy aburrido!, hasta el “satisfecho” con bajar  la bolsa de basura.

La coronavirus dejará desastres en muchos interiores humanos dañados. Si analizamos, comprobaremos que todo comenzó, el primer día. Cuando se anunció la epidemia, la compra apremiante, compulsiva, masiva copando supermercados, ya fue una primera demostración.

(Algo que nunca me expliqué porque todos llevaban tanto papel “suave”)

Impresión y expresión,  de lo sentido por cada uno de nosotros. Romper con el compartir, para enclaustrarse por obligación, cuando fueron pasando los días, se sintió más, y más. Es difícil el aislamiento. Nos atreveríamos a señalar el nacer de un miedo muy cerca. A la vuelta de esquina.

El aislamiento, es una gran medida preventiva, pero ha destrozado a muchos. Todo llegó muy apresurado y con limitaciones. Es ahí donde el ser humano se descontrola. No hay nada más hermoso que hacer lo que uno quiera. La COVID-19 no lo permite y ahí nos topamos. Compartir con otras personas, llevar adelante actividades, es positivo dentro de lo mucho  sentido, interiormente, por cada uno de nosotros.

Los enclaustramientos se llevaron adelante con mucho sacrificio para quien se quedó entre cuatro paredes. Ello fue mellando la capacidad de resistir. Salirle al encuentro, una buena fórmula son sumar personas que, psicológicamente, nos ayude a avanzar, soportar, resistir y hasta disimular.

Varias fobias, según especialistas, se desarrollan en las etapas de aislamiento. Hay miedos a la enfermedad y se prodigan en visitar médicos. Está el “síndrome de la cabaña”, una forma de no salir a la calle en horarios permitidos. También se propaga la agorafobia  con demasiados deseos de pasar en casa para no serperjudicados con algún suceso. La pandemia dejará herencias.