Opinión I Dennis Falvy: Se viene: La Guerra contra el efectivo

3 Enero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/01/Sin-título-1-17.png

El analista Jeff Thomas afirma que hoy en día, en la mayoría de los países más prominentes del mundo, las personas que controlan la banca son las mismas que tiran de los hilos en el gobierno y en ello una reducción del dinero en efectivo vaya que es poder tanto para la banca como para el gobierno.

¿Qué gana la banca con ello?

Hoy con intereses negativos, pierdes dinero al tenerlo en depósito. Lo hacen algunos por seguridad o  por el uso de cajeros.

Pero hay quienes lo guardan bajo el colchón, para evitar los cargos de “interés inverso”.

Si no hubiera efectivo los bancos entonces podrían aumentar las comisiones de transacción y los depositantes no podrían salir del sistema.

¿Qué  gana el gobierno?

Tendrían acceso a toda la información sobre la actividad económica. Podrían evaluar los impuestos  ellos mismos  e incluso    gravarlos mensualmente en lugar de anualmente, “para su propia conveniencia”.

Cosas como una transferencia a un agente inmobiliario en Panamá, podría clasificarse como “lavado de dinero”.

Desde que la Guerra contra el Efectivo se ha convertido en reconocida en los últimos años, muchas personas han recurrido a las criptomonedas como un medio para retener la libertad monetaria e independizarse de los bancos.

Pero ¿permitirán los gobiernos que los criptográficos florezcan?

Los bancos pueden lanzar sus propias criptos, mientras se hace  todo lo posible para desacreditar las criptos de bancos no centrales como potencialmente criminales.

Y “puede llegar el momento en que los comerciantes/bancos encuentren demasiado costoso aceptar billetes”, pues se te cobrará una prima por su uso.

Un informe del Banco de Canadá afirma que “la oferta digital de Facebook está perdiendo apoyos clave y enfrentando el escrutinio de los reguladores de todo el mundo”.

Y que “las criptomonedas pueden convertirse en una amenaza directa a nuestra capacidad para implementar la política monetaria y el prestamista de último recurso”.

Es claro que no van a dejar los gobiernos, la libertad monetaria y ello lo pueden hacer con prohibiciones, incluso para tiendas de comestibles o gasolineras.

Y es que, además, las criptos no son oro, son intangibles y solo tiene un valor percibido si otra parte está dispuesta a aceptarlo en pago.

Y ello, el control, conlleva el traslado de riqueza monetaria a otras latitudes.

Si ganan la guerra, se pierde la libertad monetaria. Estamos advertidos. No es gratis lo que viene pasando en el mundo.