OPINIÓN | Gino Pomar: “Dicen que no hay quinto malo”

¿Por qué Perú pierde el nivel alcanzado?, que le sirvió para clasificar a Rusia 2018 y para hacer una buena Copa América en Brasil.
24 Noviembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/11/OPINIÓN-Gino-Pomar-Dicen-que-no-hay-quinto-malo.png

Y sinceramente ojalá que así sea. Que la quinta fecha sirva para que Perú levante cabeza cuando en marzo se reinicien las eliminatorias sudamericanas a Qatar 2022. Es que las primeras 4 jornadas dejaron muy mal parado al seleccionado que dirige Ricardo Gareca.



Tan mal que, así desmientan desde la FPF su alejamiento de la dirección técnica nacional, ya parece ser una mala señal. Es cierto que haber sumado en la tabla 1 punto de 12 posibles es malo y decepcionante, sobre todo después de las expectativas cifradas por el subcampeonato en la Copa América 2019 en Brasil.

Pero estas eliminatorias arrancaron con un buen empate (2-2) de visita ante Paraguay, seguido de la derrota (2-4) de local ante Brasil y su cómplice Julio Bascuñán; para después caer ante Chile y Argentina (0-2) de visita y local, respectivamente.


Derrotas que dolieron, sobre todo estas 2 últimas, debido el pobre funcionamiento del equipo, sin jerarquía, personalidad ni carácter.

También puedes leer: Exministros que persiguieron a Evo Morales fugan de Bolivia por acusación fiscal

¿Por qué Perú pierde el nivel alcanzado?, que le sirvió para clasificar a Rusia 2018 y para hacer una buena Copa América en Brasil. Primero por el declive en su juego de conjunto, que tiene como a una de sus consecuencias el bajo nivel personal con el que llegaron la mayoría de jugadores, salvo excepciones como Carrillo y Gallese que rinden de acuerdo a lo que se les conoce.

No así Cueva, Flores, Yotún, Aquino, Trauco, Advíncula, Corzo y Santamaría, que no están en su mejor momento, donde algunos inclusive no son titulares en sus equipos.

Sin olvidar el caso Ruidíaz, que ya más suena a exposición innecesaria y no a un apoyo de la dirección técnica. Asimismo, no se ha podido contar con Guerrero y muy poco con Farfán, excluidos por lesión.

A esto sumamos que ya los técnicos rivales descifraron como juega regularmente Perú. A estas alturas se sabe que, al cortar los circuitos en el medio y tapar las salidas por ese sector -porque el sistema peruano prevalece jugar por el centro-, habrán logrado mucho.

Así como impedir el pase limpio de Yotún, tarea que vienen cumpliendo los rivales, y lo mismo, obstruir y no dejar ningún espacio a Cueva. Los jugadores deberán retomar su nivel para comenzar a mejorar línea por línea.

Gareca tendrá que trabajar mucho en las variantes del juego y no ser tan predecible en marzo ante Bolivia de visita y ante Venezuela de local. Se espera también que ya puedan estar Guerrero y Farfán, y que los recientemente convocados como Lapadula, se enchufen muy rápido. Alas y buen viento para un futuro mejor.

También te puede interesar