OPINIÓN | Gino Pomar: “Cambió de nombre y de puntero”

Pero desde agosto, con el reenganche del fútbol, los de Huánuco en 6 fechas no ganaron nada, casi ni los sorteos para escoger cancha.
22 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Alianza-Lima-vs-Cusco-FC.png

Cuando el pasado 18 de agosto se reinició definitivamente la Liga 1 del fútbol peruano, el torneo cambió de nombre: de Apertura a Fase 1. Pero lo
más importante sería ver como volvían los equipos y como se adaptarían a este nuevo formato con todos los partidos en Lima, jugándose cada 6, 4, o 2 días.



Hasta marzo, Alianza Universidad de Huánuco era el más aplicado: 6 cotejos disputados, 4 de ellos ganados y 2 empatados. Cifras del que hasta entonces era el líder del campeonato.

Pero desde agosto, con el reenganche del fútbol, los de Huánuco en 6 fechas no ganaron nada, casi ni los sorteos para escoger cancha. ¿Qué pasó entonces? Perdieron ritmo y el envión del momento se esfumó.


La parada desde marzo les pasó factura. Encima, y como les puede pasar a los demás planteles de provincias: concentrar, entrenar, jugar y extrañar (idiosincrasia nuestra), creemos que les fue y es una desventaja.

También puedes leer: Libertadores: Alianza Lima dejó escapar el triunfo ante Estudiantes de Mérida en Venezuela

Y una ventaja indisimulable para los de la capital. Si ellos no aprovechan esta comodidad ya es un tema aparte… ¿Alianza Lima, Municipal, Sport Boys? Sin embargo, en este retorno, la “U” y Cristal vienen dando muestras que sus equipos tienen un mejor desempeño y son más equilibrados.

El cuadro crema con Ángel Comizzo como DT -que puede no ser el rey de la simpatía-, se ha convertido con 5 victorias seguidas en el nuevo e indiscutible puntero; y los celestes con Roberto Mosquera, que cuando sus jugadores entienden su verso y propuesta, son muy peligrosos.

Con ellos ya se nota la mano en sus equipos. ¿Y Alianza Lima?, les va de mal en peor, incluyendo su pésimo paso por la actual Copa Libertadores. Contrató mal y esto se nota con el transcurrir de los partidos: jugadores mayores que carecen del ritmo necesario, otros lesionados que no superan sus molestias, y lo que es peor, reincidieron con jugadores con antecedentes de indisciplina.

Malas decisiones que terminan costando caro, y los blanquiazules quizás tengan la mejor cantera del fútbol peruano. Por eso no se entiende cuando al final se opta por gastar en lo mencionado.

Mario Salas, campeón con Cristal el 2018, inició hace dos fechas una apuesta por jugadores canteranos, más forzado por las circunstancias que por convicción, pero igual vale: Kluiverth Aguilar y Joao Montoya (defensas), Miguel Cornejo y Jeremy Escate (volantes), Sebastián Cavero y Gonzalo Sánchez (delanteros), todos menores de 20 años, entre otros, son una clara muestra que materia prima hay, solo esperemos que Salas los sepa llevar. El fútbol peruano se lo va a agradecer.