OPINIÓN | Fermín Silva: El ojo seco… un problema más común de lo que imaginas

No te pierdas la columna de Fermín Silva, presidente del directorio del Grupo La Luz.
26 Septiembre, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/09/ojo-problema-lagrimas-Fermin-Silva-Exitosa.jpg

Uno de los problemas oculares más comunes es el Síndrome del ojo seco, causado por una falta crónica de suficiente lubricación y humectación sobre la superficie del ojo.

Los ojos necesitan lágrimas para mantenerse saludables y sin molestias. Cuando los ojos no producen la cantidad suficiente de lágrimas, estamos hablando del síndrome del ojo seco. El agravante suele ser el estrés constante, la sobrecarga de problemas pueden generar este tipo de problemas en nuestros ojos.

Las consecuencias del ojo seco pueden darse desde una irritación ocular leve, pero constante, hasta tener una molestia muy fuerte en algunos casos. Las personas tienden a producir menos lágrimas a medida que envejecen, tanto los hombres como las mujeres pueden padecer de ojo seco. Sin embargo, es más común en las mujeres, particularmente en aquellas que ya pasaron por la menopausia.

También te puede interesar: Elecciones 2022: Reniec prorroga vigencia de DNI caducos de ciudadanos obligados a sufragar

Otras de las causas por las cuales aparece este síndrome de ojo seco son algunas enfermedades, como la artritis reumatoide, el síndrome de Sjögren, enfermedades de la tiroides y lupus. También puede darse a causa de la Blefaritis (cuando se inflaman o se enrojecen los párpados); además de estar en lugares con humo, viento o un clima muy seco; mirar la pantalla de una computadora durante mucho tiempo, leer y otras actividades que reducen el parpadeo y, por último, usar lentes de contacto durante mucho tiempo.

Los síntomas más comunes son: sentir picazón y ardor en los ojos; sensación de algo que raspa o arenilla dentro del ojo, visión borrosa (especialmente al leer), tener ojos rojos o irritados (esto pasa especialmente cuando está en un lugar con viento o cerca de humo de cigarrillos), entre otros.

Luego de dar el diagnóstico, el oftalmólogo puede pedirle que use lágrimas artificiales. Son gotas para los ojos similares a sus propias lágrimas. Puede usar lágrimas artificiales todas las veces que las necesite. Puede comprar lágrimas artificiales sin una receta. Hay de muchas marcas. Pruebe varias hasta que encuentre la que funcione mejor para usted.

Si usted usa lágrimas artificiales más de seis veces al día o es alérgico (a) a los conservantes, debe usar lágrimas libres de conservantes. Esto es debido al uso frecuente de lágrimas con conservantes, cuyos componentes químicos pueden activar una irritación de los ojos.

Es fundamental que los pacientes no incurran en la automedicación porque pueden empeorar la situación de sus ojos y los daños pueden ser permanentes. En caso usted presente estos problemas, visite a su oftalmólogo de confianza.

Otras noticias en Exitosa