OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “Joe Biden, el insurgente discreto”

"Dijo que ya es hora de que las grandes corporaciones y los más ricos paguen su parte justa de impuestos".
5 Mayo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/Gonzalez-Viaña-Biden.jpg

No tiene Twitter. No vocifera. No construye el muro fronterizo ni recomienda beber lejía contra el COVID-19 como lo hacía su innombrable predecesor.


Sin embargo, Joe Biden, el presidente de Estados Unidos, está realizando un gran cambio silencioso. A la par que le ha devuelto dignidad a la Casa Blanca, ha impuesto su paquete de estímulo económico de 1,9 billones de dólares que incluye medidas para recortar a la mitad la pobreza infantil.

No esperó permiso de los republicanos e hizo aprobar su primera prioridad sin ningún voto republicano ni concesión alguna.


Su promesa para combatir la pandemia fue lograr 100 millones de vacunas en sus primeros 100 días. Ha hecho el triple. Se han distribuido 290 millones de vacunas, se han administrado más de 234 millones y alrededor de 96 millones de estadunidenses están completamente vacunados, lo que representa 29% de la población.

Vacunar en USA no es fácil. La palabra “vacuna” suena horrible a los conservadores, feminoide a los supermachos, sospechosa de herejía a los fundamentalistas y dueña de un chip para controlarte de acuerdo a los seudocientíficos seguidores de Trump.

A pesar de ellos, el país alcanzará la inmunidad colectiva dentro de los próximos meses. De otro lado, el presidente ha reincorporado al país a la lucha contra el calentamiento global.

Biden acaba de dar un discurso que bastaría para ser calificado de comunista en algunos países ultra neoliberales. Dijo que ya es hora de que las grandes corporaciones y los más ricos paguen su parte justa de impuestos.

Reveló que el cincuenta y cinco por ciento de las grandes empresas pagó cero impuestos federales el año pasado mientras que lograban cuarenta mil millones de dólares, y otras evadieron impuestos.

Para defender a los sindicatos, Biden dijo que: “Wall Street no construyó este país, sino que fue la clase media… y los sindicatos construyeron a la clase media”.

Por todo ello pidió al Congreso aprobar su propuesta de defender a las asociaciones sindicales. Propuso un nuevo salario mínimo. Apostó por los salarios dignos, y proclamó que nadie que trabaje cuarenta horas semanales debería estar por debajo del umbral de la pobreza.

Biden hizo notar que es el primer presidente en llamar a una mujer vicepresidenta, y a la vez contar con una vocera como representante de la Cámara Baja.

Hay mucho más, pero cuatrocientas palabras no permiten describir a Joe Biden el insurgente discreto.

  Más de Eduardo González Viaña:

OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “Tacutacu en New Jersey”

OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “¿Hay poetas en el infierno?”

OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “Torre Tagle, testimonio de parte”