OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “Cuando Vallejo salió de los infiernos”

"Pasado mañana 26 de febrero harán cien años desde que César Vallejo saliera en libertad de la injusta carcelería que había sufrido en Trujillo".
24 Febrero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/02/Gonzalez-Viaña-Vallejo-salio-de-los-infiernos.jpg

Pasado mañana 26 de febrero harán cien años desde que César Vallejo saliera en libertad de la injusta carcelería que había sufrido en Trujillo.



Un hecho de sangre ocurrido en Santiago de Chuco, su tierra, ocasionó el acontecimiento que contamos. Los poderosos de esa ciudad aliados con los gendarmes habían protagonizado un levantamiento sangriento contra las autoridades provinciales. Formalizada la denuncia ante el juez instructor, ésta fue a la Corte Superior de Justicia de Trujillo.

Sin embargo, esta instancia judicial desestimó la denuncia del juez, convirtió a las víctimas en victimarios y ocasionó la persecución judicial de un grupo de santiaguinos, entre ellos el poeta César Vallejo.


¿Cuál fue la razón de este atropello? En aquellos años había surgido en Trujillo un grupo literario llamado “Norte”, y sus miembros eran la generación más brillante que producía el Perú de ese tiempo. Querían transformar el arte y la literatura, hacer mágica la música, construir una filosofía de nuestra América y transformar la sociedad peruana eliminando las injusticias ancestrales.

¿Nombres? Víctor Raúl Haya de la Torre, Antenor Orrego, Carlos Valderrama, Francisco Xandóval, César Vallejo, entre otros. Estaban obviamente influidos por el socialismo y el anarquismo, las utopías del siglo, y por la sola idea cristiana de redimir a los oprimidos.

El juez designado de la causa, Elías Iturri, cometió todas las incongruencias y aberraciones jurídicas posibles. Inventó nombres y testigos, y por fin logró encarcelar a César Vallejo en quien los poderosos trataban de escarmentar a los seguidores de las nuevas ideas.

En mi libro VALLEJO EN LOS INFIERNOS cuento esta historia y sostengo la novela sobre el expediente judicial que determinó la prisión del poeta.

César Vallejo tomó el barco en Salaverry, el puerto de Trujillo, el 18 de marzo de 1921, a solo tres semanas de conseguir su libertad condicional, pero nunca fue absuelto y por eso no pudo jamás regresar a la patria.

En el cautiverio, Vallejo había completado “Trilce”, un libro que publicaría en Lima en septiembre de 1922, y al que el prólogo de Antenor Orrego anunciaba como una revolución en la poesía castellana.

La dedicatoria de VALLEJO EN LOS INFIERNOS reza: “Esta novela comienza en una cárcel, y allí continúa porque Vallejo no fue jamás absuelto. El evangelio de Mateo llama bienaventurados a quienes como él sufren persecución y prisión por su amor a la justicia. Personaje y autor les dedican este libro.

También te puede interesar: OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “El consejo de Ciro Alegría”

También te puede interesar: OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “La conquista de Australia”

También te puede interesar: OPINIÓN | Eduardo González Viaña: “No estamos solos”