OPINIÓN | Edhín Campos Barranzuela: “Elección democrática del presidente del Poder Judicial”

29 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/poderjudicial.png

Bastante preocupación ha causado la presentación del presidente del Poder Judicial, Dr. José Luis Lecaros Cornejo, ante la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de la República, sobre la sustentación del proyecto de ley que modifica la Ley Orgánica del Poder Judicial, referido al procedimiento de elección del presidente de la Corte Suprema y presidentes de Cortes Superiores de Justicia del país.

El máximo representante de la judicatura peruana expresó su desacuerdo con la propuesta para que los titulares de la Corte Suprema sean elegidos por el voto universal de todos los jueces titulares de la República. De la misma forma, precisó que, de prosperar este procedimiento, se corre el riesgo de politizar la elección, de distraer el trabajo jurisdiccional y probablemente no siempre se puede elegir al magistrado más idóneo para ocupar el referido cargo.

En tal sentido, el artículo 74 de la Ley Orgánica del Poder Judicial prescribe la forma de elección del presidente de la Corte Suprema y los presidentes de las Cortes Superiores de Justicia del país, la cual se realiza entre sus pares, el primer jueves del mes de diciembre y el periodo para el cual son electos es de dos años.

Es importante precisar que en el año 2018 fue el propio Dr. Víctor Prado Saldarriaga, cuando se desempeñaba como presidente del Poder Judicial, quien presentó dicho proyecto de ley, en el marco del debate de la reforma judicial, que consiste en una elección universal de todos los jueces de la República.

Según, se ha podido apreciar de algunos entendidos en la materia y además de magistrados de carrera, es que el presidente Lecaros Cornejo debió sustentar la posición de mayoría del pleno de la Corte Suprema y no su posición personal, que en ese entonces cuando se votó le fue desfavorable, pues las nuevas estructuras de las instituciones del sistema nacional de justicia, tienden a una democratización de la elección de sus autoridades, lo que les permite tener mayor legalidad y legitimidad en el Estado Constitucional de Derecho.

No cabe duda, que la elección del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República responde a una estructura anacrónica y jerarquizada que no se condice muchas veces con la nueva democracia judicial, pues los jueces superiores, especializados y de paz letrado desean conocer los planes de gobierno de los candidatos, escuchar los debates, sus propuestas a corto, mediano y largo plazo y además que se les tenga en cuenta en la reforma judicial en marcha y no sean convidados de piedra.

Urge hacer reforma inmediata para el mejoramiento del sistema nacional de justicia y que se elija no solo al mejor, sino al magistrado que tiene una buena vocación de servicio y una trayectoria democrática, ética y de defensa de la institución judicial y oportunamente también se debe contar con la elección universal de los representantes del Ministerio Público, para darles mayor legalidad y legitimidad ante la comunidad jurídica y la sociedad civil.