OPINIÓN | Dennis Falvy: Whatever it takes (Lo que cueste)

No te pierdas la columna de Dennis Falvy.
26 Septiembre, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/09/Whatever-it-takes-lo-que-cueste-Dennis-Falvy-Exitosa.jpg

El 26 de julio del 2012, en Londres, el primer ministro David Cameron estaba esperando la llegada de 200 invitados de primer nivel en Lancaster Hulle, el edificio de tres plantas y estilo georgiano. Ello eran inversores; autoridades y hombres de negocios quienes, además, encontraban la inminente inauguración de las XXX Olimpiadas, al igual que la crisis de deuda soberana que devastaba el continente desde hace tres años. Y allí, en un lapso, el presidente del BCE Mario Draghi señalaba decididamente que apoyaría al euro cueste lo que cueste: Whatever it takes.

A 10 años de esa gloriosa decisión, de quien es ahora primer ministro de Italia y fue felicitado en aquel entonces por Christine Lagarde, en aquella época la jefa del FMI y ahora presidenta del BCE, el euro está cotizando en los 0,99 dólares, su valor más bajo en 20 años. Y todo esto por múltiples variables, que incluye la inflación, que alcanzó un máximo histórico el mes pasado y que obliga a subir la tasa de referencia.

También te puede interesar: Daniel Urresti: Mi primera acción es lograr que la PNP capture por día a 200 delincuentes en flagrancia

Marc Fortuño, del Blog Salmon, nos recuerda que la devaluación presenta diversos impactos en el comercio exterior, hipotecas y en los portafolios de inversiones. Es probable que la balanza comercial de Europa frente a Estados Unidos se deteriore aún más, ya que los precios del gas en Europa aumentan 9,5 veces los precios de los Estados Unidos.

En el segundo trimestre de 2021, el déficit presupuestario estadounidense comenzó a declinar rápidamente y es ahora más bajo que el de la Eurozona en dos décadas. Y, una política monetaria más estricta y posibles reducciones en los balances han coincidido con un fuerte aumento en las rentabilidades de los bonos europeos, particularmente fuerte en Italia.

Las diferencias soberanas entre Alemania e Italia parecen pesar sobre el euro, a pesar de la puesta en marcha de un mecanismo para evitar la ampliación excesiva de los diferenciales entre las distintas naciones de la eurozona desde el BCE. ¿El whatever it takes se tomará en cuenta?

Otras noticias en Exitosa