OPINIÓN | Dennis Falvy: “Una caloría no es exactamente una caloría”

"Una cantidad de calorías no toma en cuenta variables que le hacen al cuerpo humano. Lo mismo pasa con los indicadores macroeconómicos".
18 Noviembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/11/Falvy-Una-caloría-no-es-exactamente-una-caloría.jpg

En el mundo de las finanzas y de la economía el lego en esas materias tiende a darle excesiva importancia a los numeritos macro y vaya que eso llama a error. Pues un PBI que crece igual en dos países, está ignorando un montón de variables.



Leí dos análisis: Uno de Asande Milané, que dice la caloría es un mito. Otro reciente de Harvard, que reclama con detalle que el tipo de calorías que comemos sí importa y que dos alimentos que tienen igual número de ellas se comportan diferente.

Se cree que la caloría es la mejor representante del contenido de energía en los alimentos y el gasto de energía por parte del cuerpo. Ello ha dominado el pensamiento nutricional.


El debate sobre si una “calorías es una caloría” es desenfrenada en la sección de comentarios de diversos medios de comunicación y es foco central de muchos planes de pérdida de peso, ganancia y mantenimiento.

Las calorías son la cantidad de energía necesaria para elevar la temperatura de 1g de agua en 1 grado Celsius y es equivalente a 4.186 julios. Se mide con un calorímetro de bomba o el método de Atwater.

Justamente la idea de que “una caloría es una caloría” fue propuesta por primera vez por Atwater, y describe la creencia de que una caloría es un medio suficiente para describir el contenido de energía de los alimentos, así como su efecto en el cuerpo.

Esto supone que el cuerpo humano es un sistema aislado, es decir, que tratará los alimentos ingeridos de la misma manera que lo haría un calorímetro de bomba.

Al tratar de contar calorías y calorías, uno puede no tener en cuenta la forma en que el alimento se metaboliza, y, por lo tanto, los diferentes niveles de hambre y saciedad que logran.

Una cantidad de calorías no toma en cuenta variables que le hacen al cuerpo humano. Lo mismo pasa con los indicadores macroeconómicos.