OPINIÓN | Dennis Falvy: “¿Quieren una asonada sangrienta?”

"La gente ya no resiste que le quiten lo que tal vez ya no tiene. Al contrario, requiere más ayuda y cuando quiere su plata...".
8 Mayo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/Falvy-asonada-sangrienta.jpg

La protesta furiosa en Colombia, hizo que el presidente Duque anulara por completo una reforma tributaria aparentemente bien planteada, a fin de que la gente que no tributa lo haga, ampliando la base tributaria y cargando con un poco más de impuestos a la clase media. Aquí ello no ha hecho mella en caviares y estos tipos que defienden el statu quo, sus bolsillos y soberbia.


La historia enseña que hay gotas de agua que derraman el contenido del vaso. Y, aquí hay una variable complicada que es la pandemia. Donde una población hastiada en Colombia, como lo está en Perú por ineficiencias y diversos motivos, y que en nuestro caso el confinamiento pésimo de la Administración Vizcarra, paró absurdamente la economía del país generando un impresionante desempleo, caída de la inversión y por ende de la recaudación tributaria, tan sólo es atenuada por la suba de los precios internacionales del cobre. La gente ya no resiste que le quiten lo que tal vez ya no tiene. Al contrario, requiere más ayuda y cuando quiere su plata, por ejemplo, de las AFP, este maldito gobierno y su porquería de adláteres, amenaza con un TC absolutamente deslegitimado.

Lo de Colombia debe poner en alerta, que quien gane las elecciones, enfrentará una demanda social inmensa. Y la prioridad es la pandemia, el dar empleo y promocionar inversión y luego aumentar la recaudación, amén de racionalizar un presupuesto cargado a gastos corrientes.


Es imprescindible un programa de cortísimo plazo para dar empleo con miles de obras, al estilo del New Deal de Roosevelt y el compromiso a fondo de una política de inversión minera y una mejora de la productividad del agro peruano serrano, donde han ido a refugiarse montones de trabajadores desocupados de las áreas urbanas, bajando la productividad.

Eso no deja siquiera un grado de libertad a los planteamientos absurdos del candidato de Perú Libre. A no ser que se quiera el caos en las calles. Y las bases para una conmoción civil a nivel país de altas proporciones siniestras.

  Más de Dennis Falvy:

OPINIÓN | Dennis Falvy: “Una necesaria cavilación”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “Too good to be true!”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “Entre la migraña y la jaqueca”