OPINIÓN | Dennis Falvy: ¡Que les queda, pues!

El año pasado el fondo disminuyó S/ 2,816 millones. Esto quiere decir que pueden variar y por ende las pensiones de reemplazo por variables exógenas.
17 Junio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/06/4-12.jpg

En el Perú el Fondo de las  AFP es un poco menos de USD 50,000 millones de los cuales S/ 84,000 millones están  invertidos dentro del país y el saldo fuera. Chile si bien empieza con este sistema en 1981, 13 años antes, extraño es que tenga  USD 212,000 millones como fondo y reclame solo 8% promedio anual de rentabilidad, mucho menos que las peruanas y que quiera hacer ajustes como de un 40% adicional al aporte a cargo del empresario. Esto en respuesta al descontento al sistema para la pensión de reemplazo.

Además, en Perú unos S/ 70,000 millones están asignados en el exterior por  fondos mutuos, que implica pago de doble comisión al rescate de los mismos.

En lo que se refiere a lo doméstico el Gobierno les ha endilgado S/ 32,000 millones en bonos soberanos, el sistema no financiero S/ 22,000 millones; y el financiero 13,000 millones y el saldo en mutuos y en titularizadoras.

Esto le ha rendido como 500 millones de utilidad a las AFP y al cual hay que añadirle otro negocio brutal, vale decir el 13.5% de la prima del seguro obligatorio que es 1.35% del salario, que constituye 13.5% del aporte del 10% que se descuenta por adelantado mes a mes.

Las versiones de las 4 AFP locales, a través de sus gerentes que aparecen en la foto introductoria, hace un lapso dijeron que la rentabilidad del fondo es ok y registra rendimientos positivos este año.

Señalaron que su fondo aumentó en S/ 10,887 millones entre el 31 de diciembre de 2018 y el 19 de abril. Pero ojo, el año pasado el fondo disminuyó S/ 2,816 millones. Esto quiere decir que pueden variar y por ende las pensiones de reemplazo por variables exógenas a lo que son fundamentos de valores financieros.

Para ellos la fuerte caída que sufrieron los mercados en el último trimestre del 2018, no fue por una crisis de finanzas, sino por el nerviosismo de inversionistas respecto al tema de China y EE.UU. y la incertidumbre de la política monetaria  de la  Fed sobre la tasa de interés.

¡Qué miedo! Saben entonces del cisne negro, del Deutsche Bank y de la banca italiana; cuando no que derivados y otros productos siguen haciendo subir a la Bolsa de Nueva York, pero la Fed y el BCE hasta quieren bajar la tasa de interés.