OPINIÓN | Dennis Falvy: “¡No existe el ‘lunch’ gratis!”

22 Enero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/01/di1pp.jpg

Kenneth Rogoff, profesor de Harvard y galardonado con el Premio Deutsche Bank, señala que con las tasas de interés de la deuda pública en mínimos, muchos argumentan que los países pueden permitir que la deuda se desvíe hacia los niveles japoneses (250% de su PBI).

Esto, por lo menos subestima la deuda previsional, que para los gobiernos es enorme en relación con la deuda de mercado “senior”.

Hoy en día los gobiernos de los países de la OCDE están pagando un promedio del 8% del PBI en pensiones de vejez, y un asombroso 16% en el caso de Italia y Grecia.

Actuarialmente, los impuestos futuros asignados para el pago de las pensiones inundan los impuestos futuros destinados al pago de la deuda por un múltiplo significativo. De allí que varios gobiernos traten de ajustarlos.

Pero hay cosas en contra, que a pesar que los gobiernos pueden asumir mucha más deuda sin tener que pagar intereses de mercado significativamente más altos, los riesgos y costos reales no pueden soslayarse.

Dice Rogoff, que la próxima crisis podría derivar de una repentina comprensión de que el cambio climático se está acelerando, lo que requiere que los gobiernos detengan simultáneamente el motor capitalista y gasten grandes sumas en medidas, por no hablar de tratar con los refugiados climáticos.

Señala entonces que las tasas de interés ultra bajas de hoy ofrecen grandes oportunidades si se sabe sopesar su uso; pero aquello de que es “La deuda un almuerzo gratis” no es cierto.

Para reducir la desigualdad, hay que aumentar los impuestos a los altos ingresos. La deuda no es un atajo mágico para dar a los pobres sin tomar de los ricos.

Presumiblemente, los gobiernos pueden asumir mucha más deuda sin tener que aumentar los impuestos, mientras los ingresos crezcan más rápido que el stock de la deuda pública.

Pero, las  tasas de interés son ultra bajas en parte porque los inversores globales están hambrientos de activos “seguros”.

Pero, ¿y si las tasas de interés aumentan en la próxima crisis sistémica?

¿Volverá el gobierno de los Estados Unidos a anteponer a Wall Street a Main Street y honrará deudas con terceros países antes de las previsionales?

Nunca una deuda pública es una opción libre de riesgos, por lo que debe asumirse y gestionarse sabiamente, incluso cuando prevalecen los costos bajos de endeudamiento. Ello va contra el ‘Consumo Futuro’. ¡Millones de almuerzos!.