Opinión | Dennis Falvy: ni para presidente, ni maestro, ni nada

Un presidente vendido con puro humo, tozudo, cambiante, mitómano y hasta posible jefe de una mafia enquistada en su gobierno, es sin duda un lastre feroz y peligroso.
18 Noviembre, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/11/dennis-falvy-presidente-exitosa.jpg

En una clase de economía, se puede presentar una curva de demanda que solo reacciona a los precios y las cantidades y por ello se traza con una pendiente negativa y de allí viene todas las complicaciones de la teoría que es en realidad compleja y amerita conocimientos de cálculo infinitesimal, al menos.

También te puede interesar: Perú y Hong Kong negocian firmar TLC para impulsar exportaciones

El quid del asunto para modelar la teoría y en este caso la existencia de dos variables en la pizarra, por ejemplo, esas deprecio y cantidad, es una condición “Ceteris Paribus”, la que es derivada del latín y supone que todas las variables que afectan la demanda de ese producto se mantienen inmóviles, parametrizadas, no afectan a la misma.

Solo la suba o baja del precio del producto en cuestión, aumenta o disminuye la cantidad demandada. Ello significa “Todo permanece igual”. Pero tal vez las más importantes variables ausentes son las expectativas. Ellas tienen que ver con las percepciones, con el campo de la psicología y por ende la “política”. No se puede matematizarla, aunque opinólogos y encuestadores pretendan hacerlo.

En economía y en finanzas, las expectativas son enemigos de las predicciones. El margen de error puede ser inconmensurable. A mi juicio, este es el principal problema que tenemos para reactivar la economía. Un presidente vendido con puro humo, tozudo, cambiante, mitómano y hasta posible jefe de una mafia enquistada en su gobierno, es sin duda un lastre feroz y peligroso.

Encima, con un premier absolutamente desequilibrado y adepto a desequilibrarse. En un lapso de menos de un año y medio de asunción al mando, tiene Castillo más de 70 ministros en su haber y los que quedan dan vergüenza ajena en mayoría, lo que incluye uno que tenía fama en el TC y ahora es un patán.

Encima el presidente tiene 7 carpetas fiscales, un premier agresivo y un Burneo que pide consistencia en la Cade y al salir apoya la barbaridad de la confianza de ese premier. Para reversar expectativas es tal vez una condición sine qua nom: “Que se vayan todos”.

Expectativa vs. Realidad
Expectativa vs. Realidad

Lo más visto en Exitosa