OPINIÓN | Dennis Falvy: “Los chilenos nos dan tanda en todo”

"Ello en forma de recibos depositarios, podría ayudar a dar nueva vida a la industria de la ETF de la región".
23 Octubre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/10/Falvy-Los-chilenos-nos-dan-tanda-en-todo.jpg

El Fondo de Estabilización Fiscal (FEF) de tener más de USD 9,100 millones, lo fueron mermando bajo la tutela de Julio Velarde su Presidente, para paliar déficit fiscales, y el DU 51/ 2020 se llevó el resto a una cuenta del Tesoro del MEF.



Queda solo un palo verde. Su homologo el FEES chileno registra, pese a que ha usado parte de los fondos, un positivo de USD 9,785 millones. Y, el fondo de AFP chileno cuenta con USD 210,000 millones contra apenas USD 50,000 del fondo peruano, que se sigue mermando por leyes congresales.

El Financial Times informa que los fondos de pensiones chilenos les han dado el OK por el regulador financiero del país, para invertir en productos comercializados en bolsa de oro.


Ello en forma de recibos depositarios, podría ayudar a dar nueva vida a la industria de la ETF de la región.

Esto mejora la reforma del 2018, que permitió a los fondos de pensiones invertir en activos alternativos, como capital privado, deuda privada e infraestructura y fondos inmobiliarios.

Los ETF de oro se han añadido a la lista.

“En vista de los rendimientos relativamente bajos que han obtenido los productos de inversión tradicionales, la legislatura y el regulador se han dado cuenta de que se ha vuelto necesario ampliar el alcance de los instrumentos elegibles para los fondos de pensiones chilenos, para que tengan exposición a otros tipos de activos y un refugio seguro”.

Los ETF respaldados por oro, según Bloomberg, en lo que va del 2020, registran entradas netas de USD 55,700 millones.

Esto ayudó a llevar el precio del oro a un máximo histórico de más de USD 2,000 la onza troy a principios de agosto.

Y aquí el BCRP de Velarde no compró nada de oro en 14 años por lo menos y además manejó pésimo con Segura y la Alva ahora, el FEF. Y aún así lo premian y defienden. ¡Plop! Exijo una explicación.