Opinión | Dennis Falvy: Las recurrentes buenas nuevas

23 Octubre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/10/Sin-título-1-152-1280x720.png

John Rubino, de Dollar Colapse, señala que cada vez se dan más buenas nuevas. Que la negociación con China va mejorando; que lo del petróleo e Irán ya se controla,  que la Fed comprará letras del tesoro por USD 60,000 millones al mes  hasta el 2020 y que eso no es un QE. O que el Brexit tiene solución. O lo que el Wall Street Journal ha publicado que:

“El Taoiseach (primer ministro) irlandés como el del Reino Unido vieron por primera vez un acuerdo”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, durante una conferencia en Chipre, ello utilizando el apodo irlandés para el líder. “He recibido señales prometedoras del Taoiseach de que todavía es posible un acuerdo”.

El primer ministro del Reino Unido Johnson, también sonó cautelosamente optimista. “Hay una sensación conjunta de que hay una manera de avanzar, que podemos ver un camino hacia un acuerdo”, dijo el Sr. Johnson a los periodistas.

¿Qué tienen en común estas buenas noticias se pregunta Rubino?

Que los políticos han recibido el mensaje de los mercados, que el dinero fácil es obligatorio y perentorio  para paliar una  crisis financiera y depresión y que vale la pena entender que el ultimátum de los mercados va en  serio.

Por eso a ello se le suma las tasas de interés bajas o  negativas y la mayoría de los principales bancos centrales están comprometidos a reducir aún más las tasas en el próximo año.

Hay, además, que sumarle a esto que el gobierno de  EE.UU. gasta 7% más y los impuestos solo crecen 3.4%, lo que sugiere un bombeo espectacular de dólares a la economía  mundial.

Que el central japonés no va bien con el programa tercero del Abenomics y el BCE, el Central Europeo,  tiene ya fijado su nuevo QE este próximo noviembre y su tasa negativa. Lo mismo la Fed.

El gráfico que adjuntamos, muestra los niveles récord de deuda corporativa y estudiantil del post del analista Rubino, ciertamente preocupante, tal es así que señala  que este torrente crediticio no impide que Alemania tenga ya problemas recesivos y que el PBI norteamericano está retrocediendo a niveles del 2% y lo del tema complicado  de  Turquía.

Y esto seguirá acompañado de buenas nuevas, hasta que el dinero fácil, el déficit gubernamental y el del sector privado ya no den para más.

Y entonces las buenas nuevas no tendrán importancia alguna, enfatiza el analista.