OPINIÓN | Dennis Falvy : “La Fed ¡No tiene ningún límite!”

"Un sondeo a 500 empresas, por la Fed de Atlanta a jefes de finanzas, muestran débil demanda para sus productos".
12 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/elaboración-de-villetes.png

Ann Saphir y Lindsay Dunsmuir, nos cuentan que la Fed tiene miedo de que el crecimiento se estanque y señalan que su ayuda no tiene límite:
https://es.investing.com/news/economy/la-fedteme-que-el-crecimiento-se-estanque-y-promete-mas-ayudas-2016918 Y ello, por lo que viene haciendo este bicho terrible con los contagios subiendo en varios Estados y poniendo en vilo a Wall y Main Street y a problemas del empleo.

Y esto cuando se agotan los dineros de programas de estímulo, algunos que no han llegado al objetivo programado. Por eso uno se queda atónito al leer: “Tenemos desplegada mucha expansión monetaria; podemos hacer más y haremos más”.

Lo afirma el vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, a CNN International. Y puntualizó: “No hay límite” para la cantidad de compras de bonos que puede hacer la Fed, agregando que el banco central también podría hacer aún más laxa la política monetaria con una orientación a futuro y manteniendo sus préstamos de respaldo el tiempo que sea necesario.

Y es que hay nerviosismo y la sensación real de que esta pandemia, podría durar más de lo que han planeado. La jefa de la Fed en San Francisco, Mary Daly, sostiene que pese a los billones en estímulos otorgados, y que vuelvan 7.5 millones al trabajo en mayo y junio, quedan al menos 14.7 millones de personas menos que en febrero y la tasa de desempleo en un 11.1%, lo que es mayor al de la Gran Depresión.

Un sondeo a 500 empresas, por la Fed de Atlanta a jefes de finanzas, muestran débil demanda para sus productos. Sugiero leer el post. Pero está claro que los analistas están con incertidumbre, que hay expectativas negativas y que mucho parece depender del bendito virus tanto en Wall como en Main Street. Y ¿aquí en Perú? Bien gracias. Les encanta la autarquía. Y, la enorme escasez de autocrítica, de ese mentirosillo “Marincito”.